Poli Rincón enfanga profesionalmente a Maldini tras dar su pronóstico del España - Italia

·6 min de lectura
(Photo by Samuel de Roman / Getty Images)
(Photo by Samuel de Roman / Getty Images)

Maldini tiene que luchar cada semana contra la constante sospecha de ser el periodista que más sabe de fútbol internacional de toda España. Lo que hace unos años era un hecho demostrado sin miramientos, se ha llegado a convertir en algunos casos en parodia desde que existen las redes sociales y, sobre todo, desde que el Julio Maldonado ha alcanzado una popularidad importante en Youtube con 'Mundo Maldini' y sus vídeos en los que analiza las posibilidades de cada uno de los equipos en enfrentamientos en los que pone porcentajes de opciones de victoria a cada uno de ellos. Lo hace con los emparejamientos de la Champions League y también lo está haciendo en la Eurocopa, donde desde el primer momento dio la mayor parte de las opciones a Francia frente al resto de equipos.

El problema que tiene Maldini es que, de un tiempo a esta parte se le viene acusando por una parte de los entendidos que sabe de fútbol porque se ve muchos partidos. Es, para ellos, una enciclopedia con patas, pero que a nivel táctico o técnico no entiende de este deporte porque nunca lo ha jugado. Es decir, que te puede descubrir o informar sobre un jugador de una liga extranjera que el 95% de los españoles no conoce, pero que no sabe detectar, por ejemplo cuándo un equipo le está haciendo a otro daño tácticamente a otro durante un partido.

Contra esta visión ha tenido que ir luchando Maldini en los últimos años a la vez que crecía la popularidad de tertulias espectáculo-futbolísticas como las de 'El Chiringuito', que le han costado más de un disgusto al experto, acostumbrado a amar el deporte y la información deportiva clásica, a formatos de calidad y divulgación como 'Fiebre Maldini', frente a un espectáculo menos periodístico y más de puro entretenimiento, de reality show, contra el que siempre ha estado en contra, y que no dejan de crecer para su desgracia.

La diferencia es que, ayer, por primera vez, se ha enfrentado a este problema cara a cara, en su lugar de trabajo, en directo y en antena.

Ocurrió este viernes en 'El Partidazo de Cope', programa que presenta Juanma Castaño y en el que Julio Maldonado tiene una sección fija semanal donde habla de fútbol internacional. Ayer cambió el guión. Ayer, tras el pase a semifinales de España en la Eurocopa, Juanma Castaño quiso convertir el programa por momentos en una especie de 'El Chiringuito' y enfrentó a Maldini en una tertulia contra Poli Rincón, ex futbolista y comentarista famoso por su capacidad de analizar el fútbol desde la seriedad a veces y desde el entretenimiento otras. Y el poso que quedó no fue del todo positivo para el experto en fútbol internacional.

Todo empezó con una pregunta de Juanma Castaño: "Porcentaje de posibilidades de España en la semifinal contra Italia", planteó.

"Yo te voy a decir las de la final", contestó rápidamente Poli Rincón, eufórico por la victoria de España ante Suiza. "Paquito me ha preguntado tras el final del partido, a quién quieres, y yo dije a Italia", apostilló.

"Es mejor que primero te lo diga Maldini porque el contraste va a ser tremendo", replicó Paco González a Juanma Castaño en medio de la risa general. 

"Para mí favorito Italia, tal y como está jugando", dijo Maldini, seguro, pasa ser interrumpido inmediatamente.

Poli Rincón: "Como Francia, como Portugal... los has mandado a todos a casa"

Maldini: "Pero es que el fútbol es un juego"

Poli Rincón; "Pero podías haber acertado uno"

Maldini: "Pero escúchame, Poli: si mañana vuelven a jugar Francia - Suiza, te volvería a decir que va a ganar Francia, eso es así, lo diría 10 veces seguidas sabiendo que una de las 10 puede perder"

El enredo ya estaba hecho y, aunque había una pequeña pausa, ya se empezaba a notar que Poli Rincón estaba en su salsa y Maldini no estaba todo lo cómodo que acostumbraba, mientras el resto de la tertulia disfrutaba del momento. Poco después, Maldini confirmó su porcentaje: "60-40 para Italia".

"Pero una cosa: lo estás diciendo un poco porque te da vergüenza que en España te critiquen por dar un 70-30 que es lo que piensas", contestó Juanma Castaño.

"A ver, Italia está jugando mucho mejor que España al fútbol, salvo el partido de Austria, pero es verdad que España tiene una serie de jugadores que a este nivel emparejan un poco las cosas. España puede ganar a Italia, por supuesto, pero yo la quitaría de favorita", se explicó Maldini. Fue entonces cuando Poli Rincón entró de nuevo al ruedo para dar su estocada, con un poso similar al que comentábamos al principio de este relado

Poli Rincón: "Yo es que no sé en qué se basa Julio para decir esto, de verdad. Como yo te he oído los análisis de Francia, de Bélgica..."

Maldini: "Y dale molino. ¿Tú te crees de verdad que alguien en su sano juicio puede decir que Suiza le va a ganar a Francia?

Poli Rincón: "Pero vamos a ver, que yo me pedí a Francia desde el principio. Me he pedido también a Alemania, y todos se han ido a su casa. A Maldini yo le he dicho hoy una cosa con todo mi cariño y amor. Si él fuera un entrenador de un equipo y yo fuera un entrenador del contrario, a mí Maldini no me gana nunca en la vida, es imposible. a no ser que me echen 4 o 5 jugadores 

Maldini: "Pues nada Poli, haberte dedicado a ser entrenador y haberlo demostrado, en vez de hablar por hablar, coño", contesto, ya visiblemente molesto por la situación. 

Poli Rincón: "Mira, tú tienes el fútbol, gracias a dios, mucho mejor que yo en la cabeza, porque tú eres teórico, eres de ordenador, y lo analizas todo a la máxima expresión, pero luego, ¿qué pasa? Que se pone el balón en movimiento y cambia todo, y tú eso no lo ves. Tú ves lo que tienes que ver. Yo miro otro fútbol, entonces como yo veo otro fútbol, entiendo que España sufre en defensa, que somos bastante vulnerables, pero que del centro del campo para arriba. Si España marca primero, Italia tiene una cuesta arriba insuperable. Si marcamos primero, Italia se puede despedir. Sin embargo, si marca Italia, tiene que meternos dos o tres para ganarnos el partido. 

La cosa no fue a más y se terminó aquí entre bromas varias y una interrupción de Manolo Lama que tenía que despedir su conexión porque el vuelo de vuelta a España despegaba, pero el daño ya estaba hecho. Maldini no pareció tomárselo como algo personal, pero probablemente sintió por primera vez cómo, medio en broma, medio en serio, estaba siendo discutido profesionalmente en su propia cadena, y con las armas que él denuesta.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente