Polonia, mucho más que Lewandowski

Madrid, 30 nov (EFE).- Hablar de Polonia, es hablar de Robert Lewandowski. El delantero del Bayern Múnich ensombrece la aparición de cualquier otro jugador que pueda hacerle sombra. Es el buque insgnia del rival de España en el grupo E de la fase de grupos de la Eurocopa. Pero detrás de Lewandowski, hay mucho más material. Y del bueno.

Mientras en la Liga polaca, la Ekstraklasa, jugadores españoles como Jorge Félix, Igor Ángulo, Jesús Imaz o Erik Expósito son los encargados de dar colorido al torneo con sus goles, las grandes figuras del torneo son buenos refuerzos para equipos de las grandes Ligas europeas.

Por supuesto, Lewandowski, es el nombre que más luce. El delantero del Bayern Múnich es una máquina de hacer goles. Desde que dejó el Lech Poznan para jugar en el Borussia Dortmund en la temporada 2010/11, acumula un total de 321 en 450 partidos oficiales entre clubes y selección. Este curso ya acumula 27 dianas en 20 partidos y va camino de superar su mejor registro de 43 tantos en el curso 2016/17.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Pero es en Italia donde juegan los mejores futbolistas de Polonia. La Liga transalpina acoge a sus jugadores más potentes eclipsados por Lewandowski. Es el caso del portero del Juventus Wojciech Szczesny, que ha conseguido ocupar el puesto de Gianlugi Buffon, ahora suplente tras su regreso del París Saint-Germain.

También el de dos delanteros jóvenes que serán los encargados de marcar el paso en ataque cuando desaparezca la figura de Lewandowski. En el Milan, Krzystof Piatek (24 años), y en el Nápoles, Arkadiusz Milik (25 años), acumulan experiencia en grandes clubes con los que celebran goles en la Liga italiana.

En el Nápoles también luce Piotr Zielinski, también de 25 años, y que aporta a su selección buenos desmarques de ruptura sin balón, buenas arrancadas desde la media punta, potencia en la conducción del balón y buena visión de juego para dar el último pase que nutrirá de goles a Lewandowwski.

En otras ligas resaltan otros tres nombres. Dos de ellos, aportan experiencia: uno en el centro del campo, el ex sevillista del Lokomotiv Moscú Grzegorz Krychowiak, y otro en el centro de la defensa, Kamil Glik actualmente en el Mónaco. Jan Bednarek, en el Southampton, es, con 23 años, un buen central con un gran futuro por delante.

Polonia tiene en cada línea del campo a jugadores muy solventes. Cuando España se enfrente a su rival en San Mamés el próximo 20 de junio en el segundo encuentro de la fase de grupos, tendrá que tener en cuenta a muchos más nombres que el de Robert Lewandowski.

Aún están muy lejos de aquella selección que maravilló al mundo entre 1974 y 1982 y que consiguió acabar en la tercera posición de los Mundiales de Alemania y España, respectivamente. Jerzy Gorgon, Jan Tomaszewski, Grzegorz Lato, Wlodzimierz Lubanski y Zbigniew Boniek formaron parte de un grupo inigualable que, además, consiguió una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Múnich 1972.

Ahora, Polonia intenta acercarse a esos resultados prácticamente inalcanzables. Acumulará su cuarta Eurocopa consecutiva desde Austria y Suiza 2008, que fue la primera que disputó en su historia. En los Mundiales, desde 1982, consiguió alcanzar los octavos de final en México 1986 en el ocaso de Boniek y no pasó de la fase de grupos en Corea del Sur y Japón 2002, Alemania 2006 y Rusia 2018.

Después de su pronta eliminación en Rusia, Polonia cambió de entrenador, salió del banquillo Adam Nawalka y Jerzy Brzeczek tomó las riendas del equipo de su país con poco éxito al principio. Sus primeras apariciones acabaron con mal sabor de boca con un empate ante Italia (1-1), y dos derrotas frente a Portugal (2-3) e Italia de nuevo (0-1) en la Liga de Naciones.

Sin embargo, el equipo de Brzeczek reaccionó y firmó una fase de clasificación notable en la que superó a rivales inferiores como Austria, Macedonia del Norte, Eslovenia, Israel y Letonia. Ganó todo menos un partido frente a Austria y una derrota en Eslovenia (2-0). Con 18 goles a favor -6 de Lewandowski-, y 5 en contra, fue el cuarto equipo en clasificarse para la Eurocopa.

Ahora, Polonia tiene una oportunidad de oro para superar por segunda vez en su historia la fase de grupos de una Eurocopa. En Francia 2016 alcanzó los cuartos de final y ese será su reto a superar. Lo hará con Lewandowski al frente, pero también con otros nombres solventes a tener en cuenta. Ojo a Milik, Zielinski, Piatek, Krychowiak, Szczesny, Bednarek y Glik. Todos suman junto a la apisonadora Lewandowski.

Juan José Lahuerta

Otras historias