Un poquito más, Angelito

Joaquín Jary
·2 min de lectura

Por la ida de los cuartos de final de Champions League, el Paris Saint Germain ganó 3-2 frente a Bayern Múnich en el Alianza Arena. Sin Leandro Paredes entre los once titulares por suspensión, tan solo Ángel Di María se encargó de enaltecer la bandera celeste blanca. Y lo hizo, ojo, de a ratos...

El estilo de juego del PSG, que suele ceder la posesión al rival, genera que el rosario no esté constantemente involucrado en el juego. Frente al equipo alemán no fue la excepción: tocó 37 veces la pelota y dio 15/22 pases correctos. Participó de dos goles: uno iniciando la jugada y otro en la finalización.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El DT Mauricio Pochettino, así como lo hicieron los entrenadores anteriores, decide agazaparse y jugar al contragolpe, para aprovechar la velocidad de un tridente imposible de frenar como Di María-Mbappé-Neymar. Y lo hizo: a los tres minutos Fideo entregó la pelota para la asistencia del brasilero al francés y el primer tanto, y en el tercero asistió a Kylian para sentenciar el match.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Muy poca constancia en el verde césped, pero cuando aparece el N°11 no hay que parpadear: hoy se ubica entre los tres máximos asistidores de la UCL desde la edición del 2013 a la actualidad, con 21 pases gol. Quizá no sea necesario, de igual forma todos decimos.... Aparecé un poquito más, Angelito.