¿Por qué rechinamos los dientes?

Yahoo Vida y Estilo
Foto: BBuilder/istock
Foto: BBuilder/istock

¿Te levantas por la mañana con dolor en la mandíbula? ¿Notas que tus dientes están erosionados? Si contestaste de manera afirmativa a alguna de estas dos preguntas (o a ambas) puede ser que padezcas de bruxismo y no lo sepas.

Se trata de una afección en la que crujes o aprietas los dientes. Puedes hacerlo de manera inconsciente mientras estás despierto o apretarlos durante el sueño, según la Clínica Mayo.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Por qué bruxamos los dientes

Los médicos no entienden completamente qué causa el bruxismo, pero puede deberse a una combinación de factores físicos, psicológicos y genéticos. Entre ellos, la Clínica Mayo destaca:

  • El bruxismo despierto puede deberse a emociones como ansiedad, estrés, ira, frustración o tensión. O puede ser una estrategia de afrontamiento o un hábito durante momentos de concentración profunda, por ejemplo al conducir o escribir en la computadora.

  • El bruxismo del sueño puede ser una actividad masticatoria que se origina con las excitaciones cuando dormimos.

Y hay más:

  • El aumento de la ansiedad o el estrés puede llevar a rechinar los dientes. 

  • También puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos psiquiátricos, como ciertos antidepresivos. 

  • Fumar tabaco, beber bebidas con cafeína o alcohol o usar drogas recreativas puede aumentar el riesgo de padecerlo.

  • El bruxismo que se da durante el sueño es hereditario.

Cuáles son los efectos del bruxismo en los adultos

De acuerdo con el Dr. John Luther, director dental de Western Dental, uno de los proveedores dentales más grandes de los EE.UU., algunos de los efectos a corto plazo del bruxismo son:

  • Dolor en los músculos "masticatorios", que son aquellos que nos permiten masticar, apretar los dientes y mover la mandíbula de lado a lado.

  • Dolores de cabeza, dolor u opresión en los dientes o la mandíbula. 

A largo plazo y si no se trata a tiempo, el bruxismo puede generar daños en las articulaciones de la mandíbula, dolor continuo en los dientes, músculos, rostro y oídos, según el experto.

"El bruxismo, además, puede conducir a dientes rotos y flojos y a generar daños en las estructuras de soporte que mantienen los dientes en su lugar", especificó.

También te puede interesar: Descubre qué comer para tener dientes sanos

Por qué los niños también pueden padecerlo

Entrevistamos al Dr. Charles Sutera, miembro de la Academia de Odontología General y especialista en tratamiento del trastorno temporomandibular, cirugía oral y anestesiología, quien nos explicó las causas del bruxismo infantil:

a) Los niños atraviesan períodos de transición en los cuales sus mandíbulas pueden no alinearse idealmente y sus dientes son una mezcla de los de leche y los de adultos. Durante esta fase, es posible que sus mandíbulas no se alineen idealmente, lo que conduce al bruxismo a medida que el niño busca inconscientemente una posición estable de la mandíbula.

  b) Algunos niños simplemente mueven sus mandíbulas de forma natural con un movimiento similar al de otros hábitos infantiles, como morderse las uñas.

  c) Esta afección puede servir para liberar estrés, en momentos de tensión.

También te puede interesar: ¿Qué tan malo es quedarte dormido sin cepillarte los dientes?

Y qué consecuencias les trae

Al igual que en los adultos, en los infantes el bruxismo puede causar desgaste de los dientes, dolor de la mandíbula y dolores de cabeza. 

Sin embargo, durante el crecimiento en los años preadolescentes y adolescentes, el bruxismo puede estar relacionado con problemas del crecimiento, según explicó el Dr. Charles Sutera.

"Debido a que el bruxismo puede asociarse con una discrepancia entre la mandíbula superior e inferior, esta afección puede indicar que el crecimiento de una mandíbula está fuera del ritmo de la otra", afirmó el odontólogo y recalcó: "El bruxismo también puede aplicar fuerzas externas sobre los dientes, alterando los patrones de crecimiento y la alineación de la dentadura". 

Por lo tanto, el experto recomienda consultar con un ortodoncista o dentista si tu hijo o adolescente está rechinando los dientes de forma crónica.

Si tienes dudas, consulta con un odontólogo.

Otras historias