¿Por qué varios de los concursantes de OT han necesitado ayuda psicológica?

Una nueva edición de Operación Triunfo ya calienta motores. Los castings para ‘fichar’ a los nuevos concursantes que competirán por ser la mejor voz de España se ponían en marcha hace algunas semanas y ya han empezado a sonar algunos nombres como profesores de la academia musical más famosa de la televisión. Descartados los Javis como profesores de interpretación debido a su contrato con Atresmedia, el nombre de Brays Efe suena con mucha fuerza como sustituto de Javier Calvo y Javier Ambrossi. Incluso en las redes sociales muchos se han mostrado encantados si finalmente el fichaje del protagonista de Paquita Salas se hace realidad. 

Amaia Romero en uno de sus conciertos (Photo by fotopress/Redferns)
Amaia Romero en uno de sus conciertos (Photo by fotopress/Redferns)

Ante una nueva edición de OT, hemos hecho un repaso a cómo han vivido esa experiencia algunos de los participantes más conocidos de las últimas temporadas del concurso. Sin duda, pasar por este programa cambia la vida a los jóvenes cantantes y muchos de ellos han tenido que afrontar sus nuevas circunstancias después de estar tan expuestos con ayuda psicológica. Hace unos días, Alba Reche era la última en abrir su corazón y explicaba que tras salir de OT 2018 tuvo que recibir el apoyo de un psicólogo para superar el shock inicial que le supuso la fama y que la gente la reconociera en cualquier lugar al que acudía.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

“¡Cómo no vas a ir al psicólogo si ya la vida normal está llena de problemas!", explicaba en una entrevista en la revista Lecturas la catalana. Para ella, el ‘encierro’ en la academia del programa de TVE supuso toda una revolución a nivel personal y profesional. "Imagínate después de haber vivido encerrada y desconectada del universo tres meses y, además, sobreexpuesta", añadía Alba. Pero ella no se ha tomado la situación como ningún drama y ha querido mandar un mensaje a sus seguidores explicando que no es nada ‘malo’ ir al psicólogo y que es como ir a cualquier otro médico cuando necesitas atención. “Hay que tratar este tema con la mayor naturalidad posible, ya que acudir a un psicólogo en absoluto es nada malo”, concluye. 

Alba Reche llegó a la final de OT 2018 (Photo by Juan Naharro Gimenez/Getty Images)
Alba Reche llegó a la final de OT 2018 (Photo by Juan Naharro Gimenez/Getty Images)

Alba fue una de las que incluso dentro del concurso habló de la importancia de los psicólogos en el programa y llegó a quejarse de que no estaban del todo atendidos, algo que negó tajantemente la dirección del programa. Su compañera Sabela incluso llegó a lamentar que en algunas clases de los Javis les dejaran demasiado expuestos y luego no tuvieran la capacidad de entender los sentimientos que salían a la luz.

Amaia y Alfred sufrieron la presión

Y es que Alba no ha sido la única triunfita que ha necesitado atención psicológica tras su paso por OT. La ganadora de la edición de 2017, que obtuvo además un gran éxito en cuestión de audiencia tanto en televisión como en las redes sociales y YouTube, Amaia Romero también ha contado en varias ocasiones que fue un impacto tremendo en su vida todo lo que le vino tras ganar el programa. Algo tímida e inocente, Amaia, que apenas tenía 19 años entonces, tuvo que enfrentarse a un giro radical en su vida al salir del concurso y parece que todo le vino muy grande. Se sintió descolocada y desbordada por el éxito, la fama y la presión social.

“Cuando salí no me enteraba de nada y se me vino todo encima. De hecho, todavía no he terminado muy bien de digerirlo. Sigue habiendo temporadas en las que estoy un poco loca", explicaba con su habitual naturalidad el pasado mes de marzo la joven de Pamplona. La que fuera representante de Eurovisión junto a su entonces pareja Alfred aclaraba que en aquellos días y meses posteriores al concurso se sintió "superinestable emocionalmente" y que tuvo que ir en varias ocasiones a la consulta de un terapeuta. 

Amaia y Alfred durante su participación en Eurovisión (Photo by Francisco LEONG / AFP) (Photo credit should read FRANCISCO LEONG/AFP via Getty Images)
Amaia y Alfred durante su participación en Eurovisión (Photo by Francisco LEONG / AFP) (Photo credit should read FRANCISCO LEONG/AFP via Getty Images)

Al éxito profesional evidente de Amaia se le unió entonces la presión mediática por parte de los paparazzi, ya que su historia de amor forjada dentro del concurso con otro de los participantes más queridos, fue de las más buscadas los meses posteriores a su salida. Incluso ambos tuvieron que ver imágenes de discusiones en plena calle en las revistas del corazón y parece que todo hizo mella en la pareja que finalmente rompía. Mucho más centrada, Amaia ha encontrado la estabilidad y afronta la vida con más tranquilidad y sin tantos miedos. “Tengo 20 años y estoy conociendo a mucha gente nueva. Me lo paso muy bien. Ahora estoy viviendo en Barcelona y estoy muy a gusto. Sobre estas cosas no pienso mucho, me dejo llevar”, decía al ser preguntada por su vida sentimental.

Curiosamente, Alfred fue otro de los concursantes que pidió ayuda durante y tras el concurso. El catalán contó que desde antes de entrar al programa sufría ataques de ansiedad y en una gala en directo tuvo que ser atendido al sentir que lo estaba padeciendo. Su reacción y su forma natural de contar lo que le pasaba fue muy alabado por sus compañeros y por sus fans. El artista explicaba hace un par de meses que era el momento de tomarse un respiro de doce meses (cabe recordar que salió de OT en febrero de 2018) tras algo más de año y medio en el foco mediático. Alfred ha dicho que quiere tener tiempo para él mismo y para reencontrarse con el joven que era antes de su participación en el concurso que le ha dado la fama y la grabación de un disco.

Rosa López ha vivido muchos altibajos en su carrera (Photo by Juan Naharro Gimenez/WireImage)
Rosa López ha vivido muchos altibajos en su carrera (Photo by Juan Naharro Gimenez/WireImage)

Los concursantes de OT1 también necesitaron ayuda

Y es que parece que aparecer en un programa de televisión y mostrarse frente a millones de personas no es una situación fácil de asumir. Desde las primeras ediciones, muchos de los concursantes han manifestado que les sobrepasó todo lo que supuso el concurso para ellos. Rosa López y David Bustamante lo han contado abiertamente. “Fui a mil psicólogos. Me da rabia haber sufrido tanto por cosas que eran las más maravillosas que me estaban ocurriendo en la vida. Ahora, con lo que sé, animo a todos aquellos que tengan una autoestima baja a que lean, que hagan deporte…”, ha dicho Rosa. 

"Hice terapia para sobrellevar el éxito. Hablé con psicólogos que me ayudaron un montón. Tu vida cambia de una manera tan brutal y tan rápida que necesitas desahogarte. Es muy complicado porque no es una vida normal. Lo más importantes es tener al lado personas que te hagan bien. Te puedes volver loco, siendo muy joven y recién salido de un pueblo, como era mi caso”, contó el exmarido de Paula Echevarría.

Otras historias