La nuevas porras extensibles de la Policía Nacional costarán un millón de euros

Llevaban reclamándolas desde hace tiempo -Guardia Civil y Mossos disponen de ellas- y su petición ha sido escuchada y aceptada. Según publica El País, la Dirección General de la Policía tendrá que pagar un millón de euros por la adquisición de un total de 10.000 porras extensibles que irán a parar a las cartucheras de sus agentes.

La porras extensibles que se adquirirán miden 26 centímetros recogidas y los agentes recibirán un curso sobre su uso y mantenimiento. (Foto: Getty Images)
La porras extensibles que se adquirirán miden 26 centímetros recogidas y los agentes recibirán un curso sobre su uso y mantenimiento. (Foto: Getty Images)


La sustitución de este nuevo tipo de porras por las antiguas se hará de manera progresiva y la primera partida, compuesta de 3.000 unidades, se espera que llegue en las próximas semanas ya que ha de hacerse entrega de ellas antes de final de año. En cuanto a sus características, están fabricadas de acero o aleación y sin desplegar miden 26 centímetros. Pesan unos 600 gramos.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

En el expediente del concurso de adjudicación al que ha accedido El País se explica que este tipo de instrumental policial “evita el uso de medios más lesivos, consiguiendo una mayor operatividad y efectividad en la realización de los diferentes servicios”.

La reclamación de estas porras es una antigua petición de los sindicatos policiales que se intensificó de nuevo tras los disturbios ocurridos en Barcelona a raíz de la publicación de la sentencia del procés. Durante aquellos días de barricadas, contenedores quemados y enfrentamientos entre manifestantes y agentes de los diversos cuerpos desplegados, 300 miembros de los Mossos -que cuentan con estas porras en su equipación desde 2016- y la Policía Nacional resultaron heridos.

En la memoria citada por El País y que ha sido redactada por el Servicio de Armamento de la Policía Nacional, se dan varios argumentos para justificar su adquisición y sus bondades. Se dice, por ejemplo, que su formato “hace posible una utilización segura y un agarre perfecto sin riesgo para la integridad de quien lo porta”.

Por otro lado, se comenta también lo fáciles que son de llevar y lo discretas que resultan además de otorgarles “un efecto psicológico disuasorio por su efecto ruidoso al desplegarse y válida como instrumento de rescate al contar con la dureza para ser utilizada como palanca”.

La empresa adjudicataria, Tecnología y Desarrollo Teyde SL, hará entrega en breve de las 3.000 primeras unidades y las 7.000 restantes de manera paulatina a lo largo del próximo año. Además, ofrecerá un curso de uso a 25 agentes que luego se encargarán de transmitir lo aprendido al resto de compañeros del cuerpo.

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias