¿Debe preocuparse el madridismo si Ramos no renueva después de ver el partido de Nacho y Militao?

Jose Benitez
·2 min de lectura

Anoche, Nacho y Militao se graduaron con honores en unos cuartos de la UEFA Champions League donde el Liverpool lo intentó todo para remontar la eliminatoria. El Real Madrid sabía de su ventaja y confió en sus dos centrales para defenderla, y así lo hicieron. También cuajaron un gran partido en el Clásico ante el FC Barcelona, por lo que muchos se cuestionan si sería un drama que el capitán, Sergio Ramos, se marchara del Madrid a final de temporada.

Y en mi opinión es que si. Sergio Ramos no solo es el central del conjunto blanco, es su capitán y su líder. En un equipo como sometido a la presión que está sometido el Real Madrid, es necesario figuras que soporten la carga en sus espaldas y tiren hacia delante en los momentos de duda. Con la marcha de otros líderes del vestuario merengue, Ramos es el último reducto de algo que caracteriza desde siempre al conjunto de la capital, el pundonor y el hambre ganadora.

Real Madrid v Atalanta - UEFA Champions League Round Of 16 Leg Two | Angel Martinez/Getty Images
Real Madrid v Atalanta - UEFA Champions League Round Of 16 Leg Two | Angel Martinez/Getty Images

El Madrid está obligado a ganar siempre y Ramos es un ganador nato, es su espíritu el que ha mantenido a flote en muchas ocasiones al club. Sus goles de cabeza en el descuento ya es algo icónico, y una muestra de lo que este futbolista es capaz de hacer por vencer.

El resto de centrales como Varane, Militao y Nacho, son defensas de alto nivel, pero los tres se han mostrado dubitativos en la adversidad, cuando su equipo más lo necesitaba. Ramos heredó el puesto en la zaga de Pepe, y para que el Real Madrid no note su marcha, deben encontrar un líder para la defensa como él. Es por eso que mientras lo encuentran, el jugador debe ser renovado. El jugador es un gran profesional, se cuida al máximo, por lo que la edad no debería ser un impedimento para que los directivos del club merengue le ofrezcan el contrato que merece.