Así se preparan los pilotos para las 24H de Le Mans virtuales

Sergio Lillo
motorsport.com

No sentirán el calor ni el frío del cockpit, no tendrán que hacer contorsionismo para bajarse del vehículo y dar el relevo al compañero, ni siquiera olerán a gasolina. Pero los 200 pilotos participantes en las 24 horas de Le Mans virtuales organizadas por el WEC, el ACO y Motorsport Games han puesto el listón de exigencia muy arriba.

De hecho, desde hace tres semanas han estado preparándose intensamente con el simulador rFactor 2. En el entrenamiento, igual que en la carrera de este sábado 13 de junio, han estado acompañados por ingenieros profesionales que han tratado de maximizar los setups y la información que quien está al volante necesita recibir en cada momento.

La organización preparó dos carreras de prueba los pasados 29 de mayo y 10 de junio, donde todos los pilotos tuvieron que completar, al menos, 10 vueltas. 

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El nivel de seriedad con el que se han tomado los equipos profesionales es tal que, por ejemplo, Ferrari ha preparado en su sede de Maranello una sala especial para que todos sus pilotos (12, en tres coches: #51, #52 y #71) compitan desde allí. De esta manera se asegura evitar problemas con el internet personal de cada casa y junta a ingenieros y pilotos para mejorar la comunicación.

"Han apostado fuerte y han invertido mucho en esta preparación. Han puesto generadores por si se fuera la luz o pasara algo. Al final, en Maranello, para hacer todos los trabajos que hacen con la Fórmula 1 a nivel remoto, tienen una conexión de internet buenísima y unas condiciones óptimas", comenta Miguel Molina, piloto oficial de Ferrari en el WEC y el GT World Challenge, a Motorsport.com.

"Hemos trabajado con los mismos ingenieros que trabajamos en el WEC. El otro día hicimos una carrera de seis horas de preparación y estábamos todos, como si fuera una carrera del campeonato real".

Del mismo modo, Dani Juncadella, ex del DTM y habitual de carreras de simracing de máximo nivel, deja claro el planteamiento de estas últimas semanas. 

Todo lo que necesitas saber:

24H de Le Mans Virtuales: Horarios, pilotos, dónde verlas y más

“La preparo con la misma filosofía con la que preparo una carrera de 24 horas real. Empezando por la preparación física, nutricional y también a nivel de descanso, que estoy intentado dormir más horas de lo normal esta semana para llegar descansado a la carrera. Estamos preparando todo muy en serio, tenemos hasta un ingeniero para el setup y la estrategia", cuenta a Motorsport.com

"El hecho de que esta carrera sea tan importante es que la organización de Le Mans haya dado un paso adelante, eso es clave. Esto ha generado muchísimo interés, porque al final pasa a ser una carrera oficial de Le Mans. Las marcas han decidido volcarse totalmente con ello porque la gente tiene que esperar hasta septiembre a la carrera oficial, cuando tenía que ser este fin de semana".

Molina, que lleva dos años compitiendo en simracing como ocio, y Juncadella son habituales de iRacing, por lo que han tenido que hacer un proceso de adaptación estos días a rFactor 2. No obstante, ambos consideran que es cuestión de horas y de trabajo.

"Yo en estos últimos años, la mayoría de horas he usado iRacing y la verdad es que adaptarme a los otros simuladores ha sido bastante complicado. Pero al final es cuestión de horas y de rodar cuanto más, mejor. Lo importante es tener un buen feeling con el freno, que es lo más importante de un simulador", asegura Molina, que estará en el Ferrari #71.

"Yo soy más experto en iRacing, que es donde he dedicado la mayor parte de mi tiempo este invierno. rFactor 2 a nivel de físicas está bastante bien, está bastante logrado. El neumático está mejor simulado que en iRacing, que cambiaron el modelo y les falta mucho trabajo ahí, te da una sensación más friendly para el usuario. Pero me estoy encontrando bastante a gusto con la preparación, sobre todo con los cambios en el volante que son necesarios", añade Juncadella, que formará equipo junto a Mathias Beche, Risto Kappet y Erhan Jajovski en el Corvette #80 de R8G Esports Team.

Cada piloto tendrá que completar un mínimo de 4 horas (240 minutos) y un máximo de 7 (420 minutos) estos sábado y domingo, y contarán con, mínimo, dos pilotos profesionales con licencia FIA o equivalente. Además, no podrán conducir más de tres horas en un periodo de cinco. 

Para aumentar el nivel de realismo del evento, los organizadores han eliminado el control de tracción y de estabilidad, reducido al mínimo los frenos antibloqueo, las asistencias de frenada y dirección, y los cambios automáticos. Los daños estarán activados, la normativa de banderas y el consumo de combustible y neumáticos, también. 

Las expectativas de los participantes son altas, la parrilla de 50 vehículos es del máximo nivel y el espectáculo está aseguro. Algunos tienen claro que hay que tomarse la carrera como en la vida real: ni se pierde, ni se gana en los primeros metros; la consistencia será la clave. 24 horas, la sorpresa de la climatología y la noche de La Sarthe les esperan.

Atentos a:

Por qué los 'simracers' pueden ganar a los pilotos reales

Otras historias