El motivo (médico) por el que cada día te quedas dormido antes

Yahoo Vida y Estilo

Muchas personas creen que estar cansado siempre y pasarse el día bostezando es normal debido a nuestro ajetreado estilo de vida; sobre todo, a partir de cierta edad. Nada de eso. Investigadores japoneses lo desmienten y revelan qué podría haber detrás de estos síntomas

Si a partir de las nueve de la noche empiezas a bostezar sin pausa y eres incapaz de mantenerte despierto aunque pongan tu programa favorito, deberías hablar con tu médico porque podría ser una pista de que tienes hipertensión. (Foto: Getty)
Si a partir de las nueve de la noche empiezas a bostezar sin pausa y eres incapaz de mantenerte despierto aunque pongan tu programa favorito, deberías hablar con tu médico porque podría ser una pista de que tienes hipertensión. (Foto: Getty)

Si te pasas el día fatigado o en un estado de duermevela y vas tirando para adelante como puedes, aunque cada cierto tiempo ves que te fallan las fuerzas y sufres episodios de sueño que te provocan bostezos constantes, dificultades de concentración o pequeñas ausencias, podrías tener la presión arterial alta. Si además, cada noche te quedas dormido antes en el sofá, empieza a sospechar.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Es la conclusión a la que ha llegado un grupo de investigadores japoneses que realizó un test a 2.422 adultos de entre 40 y 60 años. Los resultados sugieren que esta condición predispone a sufrir más infartos, enfermedades cardíacas, demencias y accidentes cerebrovasculares como el ictus (también llamado infarto cerebral).

Lazy man watching television at night alone
Lazy man watching television at night alone

Este estudio demostraría que las personas que sufren insomnio y otras alteraciones del sueño podrían tener más riesgo de infarto al padecer hipertensión. Lo peor no es la patología en sí, sino que muchos viven sin saber que la tienen y sin tomar medidas. 

Pero lo que más preocupa a los cardiólogos, publica el 'Daily Mail', es que desvelarse cada noche supone tener una mala calidad del sueño y esto hace que las mañanas no nos cundan, aunque pasemos mucho tiempo en la cama.

Irse a dormir antes no solo no soluciona este problema sino queha quedado asociado con la hipertensión, independientemente de ningún otro factor", comenta Nobu Sasaki, uno los autores del estudio, de la universidad de Hiroshima.

Y es que aunque los participantes en el estudio se iban (de media) 18 minutos antes a la cama, no conseguían descansar mejor y encima tenían más probabilidades de padecer insomnio y otras alteraciones del sueño.

Lo cual confirma la creencia que conciliar el sueño es más difícil cuanto más cansado estás provocando despertares. Esto podría ocurrir, dicen los autores, por culpa de los problemas de presión sanguínea, que afecta de forma más directa al ritmo circadiano (nuestro "reloj corporal").

“Este estudio indica que la gente de la que se sabe que tiene la tensión alta se acuesta unos minutos antes y que la calidad de su sueño es un poco peor. Es habitual tener hipertensión sin saberlo, pero es improbable que la tendencia a acostarse antes sea la mejor manera de detectarlo. Aunque no notes nada, comprueba tu tensión a menudo", advierte al Confidencial el profesor Jeremy Pearson, de la Fundación Británica del Corazón.

Además, esas interrupciones del sueño facilitan la aterosclerosis -enfermedad de la arterias- y pueden aumentar aún más el riesgo de ictus, según otro estudio de la Universidad de California en Berkeley (EE.UU.) que publica PLOS Biology.

Claves para evitar la hipertensión

Tomar algunas medidas muy sencillas podría evitar la aparición de estas patologías:

  • Pasar media hora al aire libre, en zonas verdes, puede disminuir el riesgo de desarrollar hipertensión.

  • Tomar el sol ayuda al cuerpo a sintetizar vitamina D, beneficiosa para el control de la presión sanguínea.

  • Vigilar lo que comes (dieta pobre en sal).

  • Practicar ejercicio físico a diario también te ayudarán a controlarla. “No se trata de hacer un ejercicio intenso sino moderado, aclara al Español la cardióloga Petra Sanz, miembro del Consejo de Expertos de la Fundación Española del Corazón (FEC). Por ejemplo, andar a paso ligero desde 45 minutos a una hora”.

  • Evitar el alcohol y abandonar el consumo de tabaco son otras dos medidas necesarias para disminuir la hipertensión.

  • El ajo, los helados (los que tienen un gran cantidad de calcio, como otros lácteos, hacen que las arterias permanezcan flexibles), las naranjas y otros cítricos, el melón y el plátano o hacer meditación están entre las cosas que puedes tomar y hacer para evitar que la presión se vaya por las subes.

  • Manten la calma y procura no entrar en discusiones. Ya sea en casa o el trabajo, si ves que las cosas se van a salir de madre, ¡contrólate! Que griten otros. La presión aumenta mucho cuando se discute gritando y disminuye mientras estás tranquilo. Tú respira profundo y aguanta el chaparrón, ya pondrás los puntos sobre las ‘ies’ cuando la tormenta amaine.

  • Y evita los ruidos excesivos. Cierra la puerta de tu despacho, las ventanas... una atmósfera tranquila hace que tu tensión descienda, y ponte tapones si no tienes otra manera de aislarte.

¿Cuál es el truco que mejor te funciona para recuperar la calma tras un pico de tensión alta?

Más historias que pueden interesarte:

Desvelarse a la misma hora todas las noches puede tener explicación según la medicina tradicional china

Pasar una noche en blanco puede hacerte vulnerable al Alzheimer

Dormirse en cualquier parte y sin previo aviso: así es la narcolepsia

Asocian el aumento de peso a dormir con la tele encendida

Otras historias