El problema con Bale va en aumento: hasta compañeros critican que se vaya con Gales

Que Bale llegue de su selección lesionado, no juegue y se vuelva a ir con su equipo nacional es poco oportuno. Y el momento no es el mejor. Esta no es una opinión mía, aunque la comparto, sino de Toni Kroos, uno de los pesos pesados del Real Madrid. Pues sí, parece que se diga o no hay malestar en el vestuario blanco con ese tema.

Y no puedo decir que no sea normal, pues a nadie le gusta tener al lado a un compañero que no se compromete con el grupo, sea en el fútbol o en cualquier otro trabajo. Tarde o temprano, alguien raja, y con el caso de Bale -y también el de James- el encargado ha sido el alemán.

Kroos ha criticado públicamente a Bale. Foto: TF-Images/Getty Images.
Kroos ha criticado públicamente a Bale. Foto: TF-Images/Getty Images.
Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Puede gustar o no que un futbolista se vaya antes de que acabe un partido, al final aunque sea un detalle feo cuando aún hay cosas en juego, no deja de ser una anécdota que al final no influye en el devenir del equipo. Otra cosa es que se enlace una convocatoria de la selección con otra sin ni siquiera entrar en una lista con tu equipo.

Zidane ha sido ciertamente ambiguo en su rueda de prensa al explicar por qué no van ni Bale ni James. "No están lesionados pero tampoco disponibles", ha dicho el galo, misterioso. Se puede achacar a que no han entrenado en toda la semana, pero también a que en realidad ni su entrenador se fia del compromiso de ambos, especialmente del galés.

Este sábado, el Real Madrid visita Ipurúa, un campo en el que el año pasado se llevó un repaso soberano, un 3-0 que aún está en el recuerdo de la afición madridista por la humillación que supuso. Es el Eibar un equipo incómodo por su intensidad, porque no paran de correr, de presionar, de hacer el partido incómodo a su rival. Sello Mendilibar. Y en ese escenario, hacen falta jugadores comprometidos, de los que sabes que van a morir en el campo, que si pierden no será porque no lo han dado todo en el campo.

Ipurúa fue una pesadilla para los blancos la temporada anterior. Foto: David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images.
Ipurúa fue una pesadilla para los blancos la temporada anterior. Foto: David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images.

Rodrygo es ahora la ilusión del madridismo, y Vinícius sabes que si sale lo va a intentar todo sin descanso, da igual que le salgan las cosas o no. Eso es lo que necesita el Madrid y lo que no el entrenador ni sus compañeros intuyen que no les va a dar Bale, y quizás tampoco James.

El futuro de Bale empieza a embarrarse peligrosamente. Sin discutir lo que ha dado al Real Madrid, la sensación que da es que se ha convertido más en foco de problemas que de soluciones. Estamos en noviembre aún y habrá que ver cómo se desarrollan los acontecimientos, pero está claro que la opción de que salga en el mercado invernal hay que empezar a valorarla seriamente.

También te puede interesar:

Otras historias