Una profunda borrasca propiciará un inicio de semana otoñal y pasado por agua

·2 min de lectura

Madrid, 13 sep (EFE).- La última semana del verano estará marcada por la llegada de una borrasca atlántica que dará lugar los próximos días a precipitaciones abundantes, fuertes y persistentes y acompañadas de tormentas en amplias zonas del país y de un significativo descenso de las temperaturas.

Desde este lunes y hasta el jueves se producirá un "episodio de lluvias generalizado", ha señalado Rubén Del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), quien avanza que mañana martes se prevé la jornada más "adversa" de este episodio con el centro de la borrasca localizado al sur de Portugal.

Ante esta situación, Meteorología mantiene este lunes activado el aviso amarillo (riesgo) en 6 comunidades -Aragón, Asturias, Castilla y León, Cataluña, Extremadura y Galicia- por lluvias y tormentas que acumularán entre 15 y 20 litros por metro cuadrado en una hora.

Respecto a las temperaturas, Del Campo ha explicado que las diurnas descenderán en las Canarias y en gran parte del interior peninsular, de manera más acusada en el oeste de la Meseta, mientras que en el extremo norte y las Baleares podrían subir e incluso en el valle del Guadalquivir superarse los 34 grados.

Mañana, el día más lluvioso, las precipitaciones y los chubascos de carácter tormentoso, afectarán a todo el país, salvo al área del sureste, Mediterráneo y las Baleares, acompañados de valores que bajarán, en general de forma notable e incluso extraordinaria, en puntos del centro peninsular.

Esa jornada, se producirá un primer asalto otoñal en capitales de provincia como Madrid, Cuenca y Ávila, donde apenas se pasará de los 20-21 grados así como en Badajoz, Guadalajara y Huelva con máximas que oscilarán entre los 23 y 24 grados, ha apuntado el portavoz de Aemet.

A partir del miércoles, aunque es probable que se mantenga la inestabilidad, "los chubascos se prevén ya menos frecuentes e intensos que el día anterior", porque las borrasca ya no será tan profunda, aunque Rubén del Campo, ha aconsejado para ese día "no bajar la guardia".

Las temperaturas máximas descenderán ese día en el norte de la Península y zonas del sureste, y, en general, en casi todo el país, ha apuntado el portavoz.

Con la llegada del jueves, y sobre todo el viernes, la borrasca perderá intensidad para dar lugar a un tiempo más estable y soleado con temperaturas que comienzan a subir ligeramente.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente