El propietario del Beitar Jerusalén pone en venta el club

·2 min de lectura

Jerusalén, 9 sep (EFE).- Moshe Hogeg, propietario del Beitar Jerusalén, equipo de fútbol insignia de la derecha israelí conocido por su afición antiárabe, anunció este jueves que pone en venta el club, tras estar cansado de lidiar con su base de seguidores ultras y racistas.

Hogeg, empresario multimillonario que buscó cambiar la imagen del Beitar desde que lo compró en 2018, aseguró que se desvincula del club y entrega su gestión temporal a un abogado, después de años de malestar con sus aficionados de corte ultranacionalista israelí.

El aún propietario del equipo declaró que para él se hacía "inaceptable" entregar "sumas masivas de dinero todos los meses", de en torno a 37,5 millones de dólares, para después ir al estadio y ser abucheado por sus seguidores, con insultos incluidos contra su esposa e hijos.

También citó al principal grupo de ultras del club, La Familia, y aseguró que sus posiciones racistas "nunca le detuvieron".

"Luché sin medio contra el racismo y la violencia", dijo Hogeg, que aseguró que "esta pugna no se detiene y continuará" sin él.

Beitar, con gran popularidad en Israel, es conocido por sus fans que no aceptan a jugadores árabes o musulmanes. También tiene entre sus aficionados a destacados líderes de la derecha del país, como el ex primer ministro Benjamín Netanyahu, que ha atendido numerosos partidos en el estadio habillado con la bufanda del club.

El año pasado, tras la normalización de relaciones entre Israel y Emiratos Árabes Unidos (EAU), la polémica saltó de nuevo entre la afición después de que Hogeg vendiera la mitad de participaciones del club a un jeque árabe y miembro de la familia real emiratí.

El acuerdo, que debía ser validado por la Asociación de Fútbol de Israel, finalmente no se materializó por cuestiones fiscales.

Con todo, el intento de Hogeg de poner parte del Beitar en manos de un árabe generó aún más controversia entre muchos fans, que nunca llegaron a tener buenos vínculos con este empresario que fracasó en su cometido de cambiar el ambiente ultra en las gradas del club.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente