2,400 dólares mensuales: el pedido que le han hecho mujeres poderosas a Biden para ayudar a las madres de EEUU

Jesús Del Toro
·4 min de lectura

El presidente estadounidense Joe Biden enfrenta inmensos retos internos: la pandemia de covid-19, la crisis económica desatada por ella, la tensión y polarización política, la persistente y creciente desigualdad, el deterioro del medio ambiente y más.

Para comenzar a enfrentar esos problemas Biden ha promulgado decenas de órdenes ejecutivas en la escasa semana que lleva en la presidencia.

Pero es más lo que puede y debe hacer y un grupo de mujeres, ejecutivas de corporaciones y celebridades, le han planteado una acción de gran calado: crear un Plan Marshall para apoyar a las madres estadounidenses.

La pandemia de covid-19 y el cierre de escuelas ha añadido la supervisión de los hijos en las actividades escolares a las actividades de las madres. (Getty Creative)
La pandemia de covid-19 y el cierre de escuelas ha añadido la supervisión de los hijos en las actividades escolares a las actividades de las madres. (Getty Creative)

La propuesta, denominada ‘Marshall Plan for Moms’, alude al Plan Marshall con el que Estados Unidos canalizó inmensas cantidades de dinero para la reconstrucción de Europa tras la Segunda Guerra Mundial, recursos que se concedieron como subvenciones y no tuvieron que ser pagados de vuelta por los países beneficiarios.

Así, el Marshall Plan para las Mamás llama a Biden a asignar pagos mensuales de 2,400 dólares a todas las madres de Estados Unidos, que son decenas de millones.

Según informó en diciembre pasado Fast Company, esos 2,400 dólares mensuales son una compensación para las madres por carencias como la falta de licencia laboral para tener tiempo para cuidar a la familia, la desigualdad salarial y el alto costo de los servicios de cuidado infantil que afectan a las madres.

Ello se justifica, indica la propuesta, también en el hecho mismo de que las madres realizan tareas domésticas de modo intensivo y no remunerado y que durante la presente pandemia han debido asumir aún más responsabilidades, por ejemplo el cuidado de los niños en casa al estar cerradas las escuelas, lo que no solo aumenta su carga de trabajo no pagado sino que limita sus posibilidades de trabajar y tener ingresos.

En consecuencia, más de dos millones de mujeres en Estados Unidos han dejado definitivamente el mercado laborar desde que comenzó la pandemia, lo que las afecta negativamente tanto a ellas y sus familias como a la economía en general.

La propuesta fue presentada en un anuncio de página completa en The New York Times, como informó Axios, y es dirigida por Reshama Saujani, fundadora del grupo Girls Who Code que impulsa la participación femenina en el mundo de la informática y las tecnologías digitales.

Y en The Hill, Saujani explicó las razones y la importancia de otorgar ese apoyo a las madres, una cuestión que no solo haría justicia económica sino que promovería el desarrollo económico familiar, comunitario y nacional.

Otras figuras que se sumaron a la propuesta son las actrices Charlize Theron, Eva Longoria, Julianne Moore y Gabrielle Union, la cineasta y autora Paola Mendoza, las empresarias Whitney Wolfe Herd, presidenta de Bumble, y Katia Beauchamp, presidenta de Birchbox, y Tarana Burke, fundadora del movimiento MeToo, entre otras.

Además de los 2,400 dólares mensuales, el plan también llama a atender los problemas de desigualdad salarial (las mujeres aún ganan menos que los hombres por el mismo trabajo), la falta de derecho a la licencia temporal en el empleo para poder dedicar tiempo al cuidado familiar y la necesidad de que se ofrezcan a gran escala servicios asequibles de cuidado infantil, que son críticos para permitir la actividad laboral de las madres.

“Cuando las escuelas cerraron, nos convertimos en maestras, nanas, ayudantes en tecnología, cocineras. Todo. Y eso mientras tenemos trabajos de tiempo completo. Muchas de nosotras hemos tenido que dejar nuestro empleo por completo.

Es una crisis nacional que necesita una solución federal. Necesitamos un Plan Marshall para las Mamás para ofrecerles pagos [a madres elegibles en función de su necesidad económica] y detener que se les siga tratando como la red de seguridad social de Estados Unidos. Eso está frenando nuestro progreso, y honestamente está frenando el de este país”, dijo Saujani, citada por Axios.

Es incierto si Biden tomará en cuenta esta propuesta y en su caso, si la presenta formalmente, si el Congreso, que ha de aprobar el gasto, la aceptará.

Actualmente está en discusión una propuesta presupuestal para aumentar a $2,000 dólares el cheque de alivio económico para las personas durante la pandemia, una medida que teniendo el respaldo de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes no tiene asegurado el ser aprobada en el Senado, donde varios republicanos la han objetado y donde a los 50 senadores demócratas han de sumarse al menos 10 republicanos para lograr los 60 votos necesarios para aprobar esa legislación presupuestal.

En todo caso, el Plan Marshall para las Mamás es una propuesta singular y digna de consideración, pues las madres son el pilar de la familia y por ello de la economía nacional y por ello han de recibir el reconocimiento y el apoyo que merecen.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: El mundo llega a los 100 millones de casos de covid-19