Pros y contras de la nueva regla que indica que los goles de visitante ya no valdrán doble

·2 min de lectura

La UEFA ha anunciado que la ventaja en una eliminatoria de cualquiera de sus competiciones se va a reducir a la cantidad de goles anotados, sin importar que sean ejerciendo como equipo local o visitante. Esto cambiará la posibilidad de especular con los resultados, que ahora deberá enfocarse de forma distinta. ¿Realmente habrá más emoción?

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

A FAVOR

El margen de especulación será menor para aquellos planteamientos conservadores, que ya no podrán jugar con la ventaja de goles en determinados momentos, con lo que deberán abrir sus defensas antes en determinados contextos, con lo que ello gana en emoción.

La ventaja de goles no tenía tanto sentido en la prórroga, puesto que si en 90' se había repetido el resultado, lo más justo es que en un tiempo extra reglamentario se entendiese como media hora de desempate más allá del partido de vuelta, sin contar el lugar en el que se estaba disputando.

Era un buen momento para eliminarlo después de que este año, puesto que la incidencia de la pandemia ha obligado a disputar competiciones sin público e incluso en escenarios neutrales. No tenía mucho sentido conservar una ventaja que no tendría nadie.

EN CONTRA

Precisamente no aplicar este criterio con eliminatorias sin factor ambiental y lejos del propio estadio en ocasiones dificulta entender que, recuperando la normalidad en las gradas y en las sedes, se tome esta decisión.

Con la vuelta del público debería existir una ventaja idéntica para los visitantes, tanto a nivel de valor del gol como de duración del mismo. El local tiene a favor a la grada, que rema para lograr la victoria y el visitante tiene más complicado lograrlo por el ambiente. Es justo que anotar en ese contexto de ventaja.

El declive del espectáculo puede caer en función del resultado que haya en el encuentro. Por ejemplo, una defensa cerrada que recibe un gol podría pasar de necesitar dos para pasar a uno, lo cual se traduciría perfectamente en mantener el planteamiento conservador hasta los minutos finales para tratar de marcar el tanto que igualase. Necesitando dos, esa apertura ocurriría antes y la emoción sería mayor.

CONCLUSIÓN

Como en todo cambio importante, ya sea en el fútbol o en la vida, no sirve de mucho generarse grandes expectativas antes de que suceda, del mismo modo que cerrarse a que pueda ser un acierto. La novedad puede ser interesante, con lo que recibimos esta nueva medida con los brazos abiertos y esperaremos a ver cómo afecta a las eliminatorias de Liga de Campeones, Europa League y Conference League antes de emitir un juicio de valor.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente