PSG vs Bayern Múnich: una eliminatoria con morbo y nombre de final

Estefanía Ramos
·2 min de lectura

Una vez más un sorteo de Champions nos ha dejado grandes partidazos, no sólo por los rivales que se enfrentan sino por las cuentas pendientes. Sergio Ramos y Mohamed Salah volverán a enfrentarse en un terreno de juego después de la desafortunada acción que acabó con el egipcio lesionado en la final de Kiev. El morbo está servido en ese Real Madrid - Liverpool, pero la eliminatoria por excelencia de estos cuartos de final será el Bayern Munich - PSG. Junto al Manchester City, estamos hablando de los grandes favoritos para llevarse esta Champions y uno de los dos no llegará a semifinales, el campeón o el subcampeón y eterno aspirante caerán en cuartos de final. El PSG tiene una cuenta pendiente con el Bayern y una vez que la pasada temporada rompieron la barrera de los cuartos de final no quieren dar un paso atrás.

Alemanes y franceses reeditarán la final de 2020 que acabó con el equipo de Flick coronándose campeón de Europa mientras que los parisinos lograron su mejor resultado en la historia de la Champions pero vieron como su gran oportunidad de sentarse en el trono europeo les era arrebatada por un muchacho que pasó por sus filas. Esa final perdida con un solitario gol de Coman, un jugador formado en la cantera parisina y que salió del Parque de los Príncipes porque no le renovaron su contrato, fue una dolorosa herida que aún no ha cicatrizado y la suerte les ha puesto frente a frente con el rival al que más ganas le tienen.

Paris Saint-Germain v Bayern Munich - UEFA Champions League Final | Pool/Getty Images
Paris Saint-Germain v Bayern Munich - UEFA Champions League Final | Pool/Getty Images

Un encuentro con muchas cuentas pendientes en el que veremos a Neymar y a Mbappé frente a Manuel Neuer, y a Robert Lewandowski ante Keylor Navas. En París calientan motores para la venganza de Lisboa con un Mauricio Pochettino al que la Champions le debe una. El técnico argentino ya llegó a la final con el Tottenham y cayó a manos del Liverpool con un penalti en el minuto uno que condicionó aquella final en el Wanda. Ahora al frente de uno de los todopoderosos de Europa quiere su Champions cueste lo que cueste, y para ello primero tenga que doblegar al campeón.

Y sobretodo, el PSG tiene una oportunidad de demostrar que su final del año pasado no fue un espejismo y que puede plantarle cara a los grandes hasta el final, algo que hasta ahora se había puesto en duda. La emoción está servida.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!