¿Puede la policía en EEUU detener un auto por un aromatizante colgado del retrovisor?

Jesús Del Toro
·4 min de lectura

Un aromatizante para auto quizás habría sido, en cierto modo, el detonante de una tragedia y de un clamor de justicia que ha conmovido a Estados Unidos.

Ello revela una situación que parece absurda pero que es muy real: en algunos lugares de Estados Unidos, la policía puede hacer que un conductor detenga su auto por tener aromatizantes colgados de su espejo retrovisor, entre otras situaciones que parecen nimias.

Un aromatizante de aire cuelga del espejo retrovisor de un automóvil. (Getty Creative)
Un aromatizante de aire cuelga del espejo retrovisor de un automóvil. (Getty Creative)

Eso quizás fue, de acuerdo a CNN, la chispa del incidente que le costó la vida hace unos días al joven afroamericano Daunte Wright en Brooklyn Center, Minnesota.

Wright conducía su auto en esa localidad, cercana a Minneapolis, cuando oficiales de policía le hicieron detenerse. Cuando eso sucedió, Wright llamó por teléfono a su madre para decirles que había sido parado por policías porque tenía un aromatizante de aire colgado del espejo retrovisor de su auto.

Versiones de la policía luego dijeron que eso en realidad se debió a que el auto tenía una pegatina de registro expirada.

En todo caso, cuando los oficiales consultaron sus bases de datos identificaron que sobre Wright pesaba una orden de arresto por un delito menor y procedieron a cumplirla. Fue entonces cuando una oficial disparó y mató a Wright porque, al parecer, trataba de irse en su auto para evitar la detención. La versión oficial del asunto es que la policía se confundió y descargó su pistola creyendo que estaba blandiendo una arma eléctrica táser.

La muerte de Wright fue, en todo caso, algo que nunca debió suceder y se investiga si se trató de un accidente o negligencia de la oficial o si pudo haber sido un homicidio intencional.

Temas relacionados:

En todo caso, en Minnesota sí es legalmente posible detener a un conductor por cuestiones menores como "tener cualquier objeto suspendido entre el conductor y el parabrisas que no sean el visor contra el sol, el espejo retrovisor y equipo de retroalimentación y monitoreo de seguridad [por ejemplo cámaras de video] cuando están montadas inmediatamente detrás y ligeramente encima o debajo del espejo retrovisor", según se lee en las leyes aplicables de Minnesota de acuerdo a CNN.

En Arizona y Virginia hay normas similares que prohíben tener objetos que obstruyan el espejo retrovisor o los espejos laterales, aunque en Virginia el tener un objeto colgando de retrovisor no sería motivo suficiente para que la policía le ponga un alto a un conductor, y otras razones adicionales son necesarias para ello.

Con todo, hay quien ha criticado que la policía use esos objetos colgantes y otras cosas menores como pretexto para detener a una persona, algo que afecta con mayor frecuencia a afroamericanos y otras minorías. Eso puede dar pie a abusos policiales y, como sería el caso de Wright, a terribles tragedias.

Y se critica que "pretextos" como el de tener aromatizantes u otros objetos colgantes son utilizados para justificar detenciones y revisiones amplias de personas de color en Estados Unidos, en lo que sería una inaceptable distorsión de la justicia y la seguridad pública por razones raciales, como se comenta en The Independent

De ello se desprenden señalamientos de una ominosa tendencia: afroamericanos, latinos y otras minorías son encarados por la policía mucho más que personas de raza blanca y por razones que, en el caso de los segundos, posiblemente no motivarían la acción de la autoridad.

Alguaciles del Condado de Cook, Illinois, revisan a personas tras detener su vehículo. (Reuters)
Alguaciles del Condado de Cook, Illinois, revisan a personas tras detener su vehículo. (Reuters)

Pero en paralelo, de acuerdo a CNN, las policías defienden que esas puestas en alto por cuestiones menores pueden dar pie a frenar delitos de mayor calado o a detener a personas buscadas por faltas más graves. Las autoridades afirman que esas detenciones de vehículos por cuestiones al parecer menores han dado lugar a arrestos por casos de tráfico de drogas, conducir en estado de ebriedad, posesión de armas o tráfico de personas.

Una luz trasera rota o que no funciona y otras cuestiones también pueden en Estados Unidos ser motivo para que la policía le ponga un alto a un automóvil.

Por ejemplo, esa televisora señala el caso de dos afroamericanos detenidos en 2018 en Chicago por tener un aromatizante colgado del espejo retrovisor de su auto. La policía entonces halló que ellos llevaban armas en el vehículo. Pero se alegó que la presencia de ese aromatizante no era una causa probable (la sospecha fundada de que una persona podría estar incurriendo en un delito) para hacerles parar.

Al final, un fallo judicial avaló eso como una sospecha razonable (de la posibilidad de que el objeto obstruyera la vista del conductor) por lo que la detención fue considerada válida y ambas personas acabaron en prisión.

Tristemente, en el caso de Wright, el alto de su vehículo (haya sido por un aromatizante o por una pegatina expirada) degeneró en su muerte tras ser baleado, por error o por otra motivación, por una policía. Un incidente que debe ser investigado a fondo y resolverse con justicia.

TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: La policía del Capitolio fue avisada del ataque del 6 de enero, pero le ordenaron no actuar