¿Puede ser España una pequeña Alemania como país refugio para el dinero?

Yahoo Finanzas

El impacto que el coronavirus está teniendo a nivel global traspasa la barrera sanitaria y está infectando también a la economía. Con una parte de la población enferma, otra aislada o en cuarentena y otra que, con probabilidad será contagiada, los Estados y los Bancos Centrales están tomando medidas financieras para contener el impacto económico que la pandemia está provocando.

El Banco de Inglaterra ha anunciado un recorte de medio punto del tipo de interés, del 0,75% al 0,25% y pretende impulsar para facilitar ayudas y líneas de crédito a las pequeñas y medianas empresas. La Reserva Federal de Estados Unidos también ha bajado los tipos de interés de forma rápida. En Europa, el BCE lanzó un programa de préstamos especialmente pensado para las pequeñas y medianas empresas.

Con los tipos de interés bajos en toda Europa desde hace varios trimestres, la rentabilidad del bono español a diez años sigue cayendo, se sitúa en torno al 0,32%.  Es lo que el Estado tiene que pagarles para que compren la deuda que emite. Y es una referencia que condiciona el tipo de interés de todas las operaciones de deuda y de ahorro de empresas, bancos y ahorradores españoles.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Con estas medidas los Bancos Centrales pretenden facilitar el movimiento del dinero y la inversión y que no se estanque más la economía de lo que ya está.

Artículos relacionados:

·       Qué ‘atesoran’ los bancos centrales y sus motivos

·       ¿Llegará la moda de hipotecas negativas a España o ‘Spain is different’ como siempre?

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde (Foto: John THYS / AFP vía Getty Images)
La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde (Foto: John THYS / AFP vía Getty Images)

El bono alemán, que es la referencia europea, por ser ese país el motor económico de los países miembros y considerado valor refugio para el dinero en tiempos revueltos, ofrece rendimiento en negativo desde hace varios meses. Esto quiere decir que los inversores que compren deuda deberán pagar en torno a un 0,60% de interés. A cambio, el que pide dinero prestado al banco allí, o le sale al 0% o casi. Es como el mundo del dinero al revés.

¿Puede España imitar el modelo alemán? Alemania es el músculo de Europa y como tal puede aplicar medidas más radicales que el resto de los Estados miembros. España como Italia, Portugal o Grecia, aunque con diferencias entre ellos, tiene que ofrecer más rentabilidad en su deuda para hacerla más atractiva.

Habrá que esperar a ver el impacto de las medidas del BCE y si son eficaces para que  Europa no caiga en una crisis semejante a la que asoló al viejo continente en el año 2008. Estas medidas pasan por prestar de nuevo dinero a los bancos gratis o casi y aumentar la compra de deuda de empresas en el mercado para empujar a la baja la rentabilidad que ofrecen para colocar esa deuda. Si surten efecto posiblemente veamos el bono a diez años español en negativo por primera vez en su historia. Entonces, el Estado empezará a cobrar por colocar deuda y además esto será una referencia para la deuda a 10 años que emitan las empresas españolas. Es decir, que ésta bajará su rentabilidad y podría rozar también el interés negativo. Las empresas se podrían financiar a largo plazo cobrando por ello. Increíble. Las hipotecas y los préstamos al consumo bajarán más. Pero a cambio, y casi con total seguridad, los bancos nos empezaran a cobrar por dejar depositado nuestro dinero en ellos.


Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias

Otras historias