El puertorriqueño Alex Cora abandona los Medias Rojas en medio de un escándalo

En la imagen un registro del saliente manager de los Medias Rojas de Boston, el puertorriqueño Alex Cora. EFE/Justin Lane/Archivo
En la imagen un registro del saliente manager de los Medias Rojas de Boston, el puertorriqueño Alex Cora. EFE/Justin Lane/Archivo

Boston (EE.UU.), 14 ene (EFE).- Los Medias Rojas de Boston anunciaron esta martes la salida de su mánager, el puertorriqueño Alex Cora, un día después de que el comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, lo vinculara en el escándalo de robo de señales.

Cora dirigía la banca de los Astros de Houston en la campaña de 2017 que terminó con el título de la Serie Mundial, y llevó a los Medias Rojas de Boston al título al año siguiente en su primera campaña como mánager.

El puertorriqueño y la novena de Boston coincidieron en que la desvinculación era lo mejor para las partes.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El escándalo que sacude al béisbol derivó el lunes en la destitución de AJ Hinch, mánager de los Astros, y Jeff Luhnjow, gerente general de ese equipo, apenas una hora después de que Manfred los suspendiera durante toda la temporada 2020 por su participación en la trampa.

El dueño de los Astros, Jim Crane, explicó que la destitución de Luhnow y Hinch demostraba la tolerancia cero de su equipo con la maniobra ilegal confirmada por las Grandes Ligas, aunque esta acción no le librará de pagar una multa de cinco millones de dólares.

Además los Astros también se quedarán sin los derechos de sus selecciones de primera y segunda ronda en los sorteos aficionados del 2020 y 2021.

El despido se dio después que el comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, divulgara un informe de nueve páginas con el resultado de la investigación lleva a cabo por su oficina y en la que cita once veces a Cora, que a la vez fue descrito como la persona clave en la planeación y ejecución del sistema de robo de señales.

Según las investigaciones, los Astros fijaron una cámara detrás del jardín central para descifrar las señales de los receptores a los lanzadores.

Luego, los peloteros daban un número determinado de golpes en un cesto de basura, para avisar a su compañero en la caja de bateo qué lanzamiento se les haría.

La oficina de Manfred había investigado también acusaciones de que los Medias Rojas habían robado señas durante la temporada de 2018, en la que terminaron conquistando el Clásico de Otoño.

Otras historias