Pulisic sigue mejorando y no se le ve tope a su crecimiento

Jose Benitez
·2 min de lectura

El jugador norteamericano lleva unas temporadas en el Chelsea con la difícil y exigente tarea de sustituir a Eden Hazard, algo que no es justo. Es cierto que Pulisic es un jugador de gran calidad y asemejable al belga, pero no creo que sea justo exigirle dar ese nivel.

El jugador volvió a Londres tras una gran cesión en Dortmund, pero aún necesitaba una progresión. Una progresión que se ha visto truncada por la frustración y por la llegada de grandes jugadores para esas posiciones. Pero con la llegada de Tuchel, y la acumulación de partidos, el jugador norteamericano está encontrando minutos y oportunidades para reivindicarse.

United States v Trinidad & Tobago: Group D - 2019 CONCACAF Gold Cup | Matthew Ashton - AMA/Getty Images
United States v Trinidad & Tobago: Group D - 2019 CONCACAF Gold Cup | Matthew Ashton - AMA/Getty Images

Ayer fue una muestra más. El mediapunta del Chelsea salió de inicio en toda una semifinal de Champions League, y respondió notablemente. El jugador anotó el primer gol, y estuvo muy participativo en la primera parte combinando con Mount y Werner. Le faltó mayor acierto en el último pase para aprovechar la pasividad de un Real Madrid, que no fue ese equipo dominante en Champions como en otras citas.

El jugador debe seguir jugando para encontrar ese punto óptimo de nivel para ganar en confianza y aportar a su equipo. El nivel del mediapunta es una gran noticia también para su selección, Estados Unidos está ante su mejor generación de talentos futbolísticos, y Pulisic es su gran líder. La selección norteamericana cuenta con promesas como Dest, Reyna, Weah y Musah, además de Christian Pulisic, por lo que si quiere hacer un gran papel en el próximo Mundial, sus jugadores deben encontrar regularidad en equipos de primer nivel europeo. Parece que el mediapunta del Chelsea lo está consiguiendo, y aunque cuenta con gran competencia en esa posición, no tiene porque ser negativo, si no positivo, ya que el esfuerzo por ganarse la titularidad le harán mejorar más.