Los Pumas remontaron y vencieron agónicamente a Escocia en el duelo decisivo

·1 min de lectura

Luego de la victoria en Jujuy por 26-18 y de la posterior derrota por 29-6 en Salta, Argentina superó agónicamente a Escocia por 34-31 en el estadio Madre de Ciudades de Santiago del Estero y se quedó con la serie.

El desarrollo del primer tiempo fue parejo: la visita logró convertir sus dos tries y se fue al descanso arriba por 14-13. El local sumó a través de un try de Santiago Carreras y de dos penales de Emiliano Boffelli, la figura del partido.

Sin embargo, en el inicio del complemento el combinado británico impuso condiciones, dominó el juego y llegó a disfrutar de una ventaja máxima de 28-13 tras conseguir dos tries. De todos modos, los Pumas reaccionaron a tiempo e iniciaron la remontada por intermedio de un try de Nahuel Tetaz Chaparro.

A los 24', un penal de Blair Kinghorn le dio aire a Escocia, pero apenas dos minutos más tarde la Albiceleste respondió con un try de Gonzalo Bertranou y redujo la brecha a cuatro puntos.

Y pasados los 40', los dirigidos por Michael Cheika fueron pacientes para mover la pelota desde la derecha hacia la izquierda, donde Boffelli recibió y encontró el hueco para festejar el try del triunfo.

De esta manera, Los Pumas ganaron su primera serie en casa desde el 2007 (contra Irlanda) y volvieron a festejar una victoria como locales después de casi cuatro años (32-19 a Sudáfrica en agosto del 2018).

El historial entre Argentina y Escocia quedó igualado por 12-12. Ahora será momento de descansar y luego comenzará la preparación para el Championship, en el que Los Pumas debutarán como locales: el 6 de agosto recibirán a Australia en Mendoza.

Foto: PABLO GASPARINI/AFP via Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente