Qatar, día 3: otra vez la foto de Messi cabizbajo, Mbappé se estrena y todos hablan de CR7

Messi, derrotado
Messi, derrotado

Messi, derrotado

Se daba por descontado que Messi aparecería pronto y eso, al menos se ha cumplido. Marcó... y adiós. El miércoles 22 de noviembre deja un resultado para la historia en el Mundial de Qatar. La exótica Arabia Saudí ha podido con el ‘gigante’ argentino en un resultado que ha sacudido el panorama.

Sobre el escenario que acogerá la final, el estadio de Lusail, sobresalió de nuevo la imagen de un Messi cabizbajo, tan habitual en sus últimos años con el Barça, mientras su equipo se consumía. Horas después, alfa y omega de la primera jornada maratoniana de cuatro partidos, la Francia campeona se estrenaba con goles y juego (y susto inicial) ante Australia.

Ocho equipos en liza y un protagonista extra de por medio. Como habitualmente ocurre con él, Cristiano Ronaldo se hizo noticia sin necesidad de jugar. A 48 horas de su debut ante Ghana, saltaba la noticia de que CR7 ya no es jugador del Manchester United. La crónica de una muerte ‘deportiva’ anunciada tras varios escándalos. La duda es si esto espoleará al ‘Bicho’. Con él nunca se sabe...

Argentina 1-2 Arabia Saudí

Es la sorpresa de lo que llevamos del Mundial y muy gordo tiene que ser lo que venga para que no sea la gran sorpresa de todo el torneo.

Nada hacía presagiar tal resultado a los 10 minutos. Un penalti decretado vía VAR daba a Messi la oportunidad de estrenarse en su quinto mundial y posiblemente, el último de su vida. Después vendría una ofensiva total albiceleste y la réplica del videoarbitraje. Por tres veces en pocos minutos, el VAR anulaba los goles argentinos. El dominio era apabullante y la previsión era que llegaría el 2-0, el 3-0...

Y, como pasa en este deporte, si se perdona, se paga. Incluso ante un rival a todas luces débil como los saudíes, que se crecieron en el momento preciso. Aprovechando la debilidad de la zaga americana, demasiado blandita a la hora de meter la pierna, primero Al Shehri nada más volver de vestuarios y, especialmente el ex del Villarreal Al Dawsari convertía un balón sin control en un jugadón propio del mejor Messi o Mbappé para hacer el 1-2 y provocar una ola de desesperación (e ingeniosas críticas) en Argentina.

Era el minuto 52; quedaba tiempo de sobra para remontar, pero otra vez, con el marcador en contra, Messi se difuminó, retenido por la férrea e hipermotivada defensa saudita. Poco a poco lo que se antojaba imposible, luego milagroso se convirtió en una realidad. Argentina, la hiperfavorita, derrotada de inicio por la 51ª del ranking FIFA. Casi nada.

Dinamarca 0-0 Túnez

Las pulsaciones bajaron con el segundo choque de la jornada, pero no tanto como puede dejar entrever el marcador. En lo que parece lucha por el segundo puesto del Grupo D (el de Francia), ambas selecciones protagonizaron un partido de mucho juego, muchas ocasiones y nulo acierto. Y cuando lo hubo, una vez para cada bando, el VAR canceló por sendos fuera de juego.

Túnez sorprendió con una potente puesta en escena, sin dejarse amedrentar por el mayor talento de los de Eriksen y compañía, hasta Schmeichel tuvo que emplearse a fondo para salvar el 0-1 al borde del descanso. Insistió el cuadro africano a la vuelta de vestuarios, pero poco a poco el duelo se iría volcando hacia el otro área.

Dinamarca comenzó a dominar y a disponer de ocasiones cada vez más claras, como la clamorosa de Cornelius, que de cabeza tras un córner apenas la rozó para mandarla al poste. No faltó, tampoco, la polémica por un posible penalti por mano tunecina en su área ya en el descuento. Pero el VAR dictaminó que aquello no era merecedor de pena máxima y todo quedó en tablas

México 0-0 Polonia

Si se pregunta hasta anoche, americanos y europeos eran los claros aspirantes a disputarse el segundo puesto del Grupo C, tras Argentina. Después de lo visto por la mañana y por la tarde, las cosas podrían cambiar.

El meta azteca ‘Memo’ Ochoa se erigió en protagonista doble. Por la hazaña de participar en su quinto Mundial a sus 37 años y por pararle un penalti clave a la estrella polaca, Robert Lewandowski en el 57’. En su segunda aparición mundialista, el delantero del Barça sigue sin ver puerta.

Fuera de él, hasta entonces poco había demostrado el equipo del este de Europa y poco enseño después. Eso sí, en lo poco que hizo, cuando asomó por el área de Ochoa llevó peligro. En cambio, la que marcó el ritmo del partido, México, no terminó de rematar, sin apenas mordiente en sus líneas ofensivas. Un empate que puede valerle a los dos o no valerle a ninguno. Tal y como viene el grupo, cualquiera dice nada.

Francia 4-1 Australia

Jugó con fuego la actual campeona durante 30 minutos. Aquello del primer partido, los nervios del debut. Cumplida la media hora, se impuso la lógica y Francia acabó imponiéndose en juego y marcador hasta acabar goleando a Australia, incluida la aportación de Kylian Mbappé

En el estreno de les bleus, uno de los equipos más castigados por las lesiones (Benzema a última hora, antes Kante, Pogba...), se expulsaron varios fantasmas, también el de si el equipo tendría menos gol. Giroud, con un doblete, se reivindicó como ‘9’ e hizo historia personal para igualar a Henry como máximo goleador francés. Pocos suelen acordarse de él, pero ahí está siempre. Y con él, Griezmann, Dembélé y Mbappé, protagonistas omnipresentes con numerosas acciones combinativas de las que tan bien saber hilar Francia.

Australia dio la cara, coqueteó con la sorpresa gracias al tempranero tanto de Goodwin y después bastante tuvo con no desconectar ante un rival llamado a cotas altas, falte quien falte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR