Quade Cooper se recupera con paciencia y verá los choques con Sudáfrica desde afuera

·2 min de lectura

Australia tuvo un tour agridulce durante sus semanas por Argentina, ya que disfrutó en su primer choque del Rugby Championship 2022 frente a Los Pumas, pero siete días más tarde perdió por un duro marcador de 48-17, lo cual colmó de dudas al equipo.

Una de las situaciones negativas que le tocó afrontar al seleccionado oceánico fue la baja por lesión de su experimentado apertura Quade Cooper, quien por la dolencia en el tendón de Aquiles quedó marginado para todo el certamen. Así, deberá vivir desde afuera los dos siguientes encuentros contra Sudáfrica, en Adelaida y Sydney.

El jugador que registra 92 partidos con la camiseta de su país aprovechó para hablar de su situación personal, por la cual se encargó de aclarar que no se apresurará para volver, y para abordar también el rendimiento de los Wallabies.

"No me quiero poner límites ni apurarme. Será cuestión de mantener los hábitos que fui construyendo durante mi carrera para poder recuperarme realmente bien, ya sea en seis meses, más o menos también. Sé el trabajo qué debo hacer para esta listo", relató el nacido en Auckland.

Asimismo, el apertura de 34 años hizo referencia al nivel de Australia en sus últimas presentaciones. "Nada en la vida será constantemente bueno, siempre habrá momentos mejores y peores, lo importante es tener herramientas para poder lidiar con esas situaciones", analizó.

Por otra parte, Cooper valoró este momento adverso con miras al futuro: "Tuvimos muchísimas bajas, pero debemos ver esto como una buena oportunidad para que algunos chicos tengan su chance de cara al Mundial. El crecimiento se está notando".

Más allá del difícil panorama, los Wallabies intentarán hacer pesar su racha ante los Sprinkboks. Tal como detalla la agencia Opta, ganaron sus dos últimos dos compromisos contra Sudáfrica, ambas en la edición 2021 del Rugby Championship.

En tanto, para encontrar la última vez que ganaron más de dos partidos consecutivos contra los Boks hay que remontarse a la seguidilla de cinco encuentros, desde septiembre de 2010 hasta septiembre de 2012.

Foto: Getty Images