Quartararo se complica el liderato

·4 min de lectura

Alcañiz (Teruel), 19 sep (EFE).- El francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1) se complicó su posición en el campeonato del mundo de MotoGP al verse envuelto en un percance en el que se vio implicado con el español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), que no pudo tener peor regreso a la competición, pues ambos acabaron fuera de carrera antes completarse el primero giro.

Márquez protagonizó una espectacular salida que le llevó desde la decimotercera posición hasta la sexta en el momento de afrontar la tercera curva del trazado, en la que Fabio Quartararo, que no había salido tan bien, se preparara para superarlo, pero el de Repsol Honda tuvo que frenar al tener un pequeño susto con las acciones que por delante protagonizaban Enea Bastianini (Ducati Desmosedici GP21) y Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP) y literalmente "se lo comió".

Quartararo acabó por los suelos y magullado y Márquez, que intentó continuar, tampoco pudo al sufrir daños en su moto apenas unas curvas más tarde que le mandaron directamente a su taller.

En pocos minutos la carrera se había quedado sin el defensor del título y líder de la competición para centrar toda la atención en quienes mayor "tajada" podían sacar de esa situación, el italiano Francesco "Pecco" Bagnaia (Ducati Desmosedici GP22) y el español Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP), que al final la sacaron pues la segunda y tercera posición, respectivamente, les deja a "tiro de piedra" del piloto francés, que ahora tiene diez puntos sobre Bagnaia y 17 respecto a Espargaró.

Pero quien realmente sacó mayor rédito a la situación fue el "privado" Enea Bastianini, que esperó paciente el momento propicio para aprovecharse de que no hay órdenes de equipo entre las diferente estructuras de Ducati, superar a Bagnaia para lograr una cuarta victoria que le mete en la pelea por el título, sin que su rival hiciese nada para no asumir más riesgos de los estrictamente necesarios.

Y así fue. Bastianini adelantó a Bagnaia en la última vuelta y este esperó el posible error de su rival, que no llegó, y que le hizo conformarse con la segunda posición, mientras que, por detrás, Aleix Espargaró, sabedor de lo mucho que se jugaba con Fabio Quartararo fuera de juego, dio buena cuenta del surafricano Brad Binder (KTM RC 16) para sumar el mayor número de puntos posibles.

Hasta cuatro pilotos van a afrontar el complicado periplo transoceánico con apenas 48 puntos de distancia entre todos ellos, desde Quartararo hasta Bastianini, lo que les va a obligar a "afilar" al máximo sus armas para no cometer ningún error en unas carreras en las que el margen de error debe ser mínimo hasta que se llegue a la última carrera de la temporada en la Comunidad Valenciana.

La próxima cita de Japón no contará con la presencia de Joan Mir (Suzuki GSX RR), quien se ha resentido notablemente de su lesión en el tobillo derecho y va a darle el mayor descanso posible, por lo que no sería muy descabellado pensar que incluso podría estar en duda su presencia, una semana más tarde, en Tailandia, sabedor de lo importante que será llegar en buenas condiciones al final de la temporada para poder participar en los test del que será su nuevo equipo, el Repsol Honda de Marc Márquez.

Márquez quería kilómetros y en Motorland Aragón no los ha podido tener y eso que apuntaba a un buen resultado tras su espectacular salida. 'Siempre positivo', como él se ha cansado de decir en esta dura época que le ha tocado vivir, declaró: "Así llegaré más fresco muscularmente a Japón".

Al igual que le sucediera a Bagnaia, el líder de Moto2, el español Augusto Fernández (Kalex), no arriesgó más de lo estrictamente necesario cuando su propio compañero de equipo, Pedro Acosta, le adelantó para irse a por su segunda victoria en la categoría, puesto que su rival más directo en la pelea por el título estaba por detrás de él, el japonés Ai Ogura en la cuarta posición, mientras que el español Arón Canet (Kalex), que acabó segundo, se encuentra mucho más atrás en la tabla de puntos.

Fernández cuenta con una ventaja de 7 puntos sobre Ogura y 37 con Canet que si bien no es excesiva, al menos le permite contemporizar para intentar administrarla de la mejor manera posible.

Mucho más claro lo tuvo Izan Guevara (GasGas) en Moto3, ganador "de siempre" en el circuito de Motorland Aragón, el líder del mundial dominó de principio a fin una carrera en la que sólo le tosió, en algunos momentos, el japonés Ayumu Sasaki (Husqvarna), mientras que ni Sergio García Dols (GasGas) ni el italiano Dennis Foggia (Honda) estuvieron a la altura de lo que se espera de dos candidatos al título y cedieron mucho, muchísimo terreno, a su oponente que ahora cuenta con 33 y 58 puntos de ventaja, respectivamente, sobre ellos.

Juan Antonio Lladós

(c) Agencia EFE