Qué gana España con Calviño en la presidencia del Eurogrupo

Yahoo Noticias
La vicepresidenta del gobierno español Nadia Calviño, candidata para presidir el Eurogrupo
La vicepresidenta del gobierno español Nadia Calviño, candidata para presidir el Eurogrupo

 

La soga al cuello que Europa colocará a la economía española en la reconstrucción tras el coronavirus estará más o menos tensa dependiendo de si Nadia Calviño logra vencer en su candidatura a la presidencia del Eurogrupo. La afirmación se ha escuchado en los últimos días en varias tertulias y editoriales. Suena un poco tremendista, pero no le falta razón. Que una española, como la actual ministra de Economía, dirija el rumbo del comité que conforman 19 ministros de Economía de los países que comparten el euro puede beneficiar los intereses de España. 

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Obviamente no es como tener a un amigo en la discoteca de moda para que te facilite la entrada sin hacer cola y sin pagar, porque España deberá cumplir sí o sí con el rigor fiscal exigido realizando, además, un importante ajuste presupuestario. Pero desde luego que puede suavizar las cosas, porque el/la elegido/a para el cargo será quien fije las condiciones para el préstamo de millones de euros. Y no lo dice este blog, ni los defensores de Calviño, sino sus detractores.

Los países del Norte de la zona euro, ‘los llamados países frugales’, tratan de formar una alianza en torno a alguno de los otros dos candidatos que han sonado al puesto, el luxemburgués Pierre Gramegna y el irlandés Paschal Donohoe. Es su forma de demostrar un rechazo frontal a las aspiraciones de Calviño. Según ha relatado el Financial Times, no quieren que se aplique un sistema de "subvenciones".

 O, dicho de otra manera, los Países Bajos, Austria, Suecia y Dinamarca no quieren que el plan de recuperación económica incluya transferencias gratuitas a los países con mayores dificultades económicas, como España. Quieren controlarlo ellos. Saber en qué, cómo y cuándo se va a gastar para estar seguros de que se va a devolver.

Porque son conscientes de que todos los indicadores auguran para nuestro país un retroceso del 10% de su economía y del 20% en el empleo. Y no quieren que España se escaquee de la obligatoriedad de subir los impuestos y recortar en gastos sociales.

Pero si se revisa el consenso que Calviño ha concitado en España, es fácil entender que su nombramiento como jefa del Eurogrupo sería bueno para el país. Porque a Calviño no solo le apoyan PSOE y Unidas Podemos -y eso que a Pablo Iglesias le va a costar al ser de un perfil mucho más ortodoxo que el suyo como demuestra las broncas que han tenido para ampliar o recortar el gasto social-. Sino que también lo hacen Ciudadanos, Partido Popular y Vox. Eso en cuanto a formaciones políticas, porque patronal y sindicatos también han dado su visto bueno.

El propio secretario general de UGT, Pepe Álvarez, afirmó ayer que la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, conformaría una candidatura "potente", que beneficiaría a los intereses de España. "Me parece que el que una ministra española tenga esa responsabilidad es muy oportuno y daría oportunidades a nuestro país", señaló en declaraciones a RNE.

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias