¿Qué ocurrió con la hija de Tony Bravo? Fue sentenciada a 13 años de prisión

Tony Bravo. Foto: <a href="https://www.youtube.com/watch?v=tx_fWv_7TMY&amp;t=" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:YouTube.com/Ventaneando" class="link rapid-noclick-resp">YouTube.com/Ventaneando</a>
Tony Bravo. Foto: YouTube.com/Ventaneando

El 1 de octubre de 2017, en un departamento de Puebla, se desató una riña entre un hombre llamado Vicente Vargas y su supuesta pareja, María Elizabeth Bravo Tanús, hija del actor mexicano Tony Bravo. La situación terminó en una tragedia y recientemente la mujer fue condenada a 13 años y cuatro meses de prisión por el homicidio del hombre, a quien presuntamente le habría dado más de 50 puñaladas. Pero, ¿qué fue lo que ocurrió?

Según se ha señalado en los medios, la defensa legal de Bravo Tanús no pudo demostrar que la mujer habría actuado en defensa propia, pues supuestamente el hombre la amenazó con violar a las hijas de ella y de haberle transmitido el virus del VIH.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Lo que pasó

En 2017, María Elizabeth Bravo (quien en varios medios también es citada como Mariely Tanús) inició una relación sentimental con un hombre llamado Vicente Vargas, quien supuestamente vivía en Los Ángeles. La pareja se habría conocido mediante Facebook, en cuyo perfil aparecía como ‘Vince Vargas’. “Mi hermana conoció a esta persona por las redes sociales sin saber realmente qué tipo de gente era. Era una persona muy violenta”, comentó Antoinette Bravo, la otra hija de Tony y hermana mayor de la hoy acusada.

En septiembre de aquel año, decidieron conocerse en persona, por lo que Vargas llegó a Puebla y comenzaron a salir. Según recopilan algunos medios, el hombre decía no tener suficientes recursos económicos, por lo cual pidió a Tanús darle asilo en su casa. La mujer habitaba un departamento en aquella ciudad y es madre de dos hijas, pero tras el terremoto de aquel mes en 2017, rentó el inmueble en el cual ocurrieron los hechos, donde llevaban viviendo juntos apenas cuatro días.

El 1 de octubre, en el departamento que compartían, ubicado en la colonia Cipreses de Mayorazgo, durante la noche los vecinos comenzaron a escuchar una discusión entre ambos. La riña fue subiendo de tono cuando comenzaron a oírse gritos y que la pareja rompía varias cosas al interior del inmueble.

Según recoge ‘El Sol de Puebla’, los vecinos decidieron llamar al 911 cuando escucharon a Vicente gritar “¡Auxilio! Policía, ayúdenme. Me estoy muriendo”. Tiempo después, María Elizabeth supuestamente se encontraba en el balcón del último piso, desde donde decía que Vargas la había violado y amenazado, además de asegurar que ella se iba a aventar.

También te puede interesar: Michelle Vieth, Angélica Vale y más denuncian violencia de género en #JaloXellas

La versión de Mariely

En la carpeta de investigación citada por el diario mencionado, la mujer declaró: “Yo sólo me defendí. Me dijo que tenía sida y que me daba la bienvenida al club. Me amenazó que me iba a matar y que iba a violar a mis hijas, que él era el diablo”.

Cuando la policía por fin pudo entrar al departamento, encontró a Bravo con sangre en el rostro y en la ropa. Y en el piso, a Vargas con aparentemente más de 50 puñaladas en el cuerpo. También habrían encontrado bolsas de cocaína en los genitales del ahora occiso y los exámenes toxicológicos aplicados a la mujer habrían salido positivos a esta droga.

Antoinette Bravo relató el momento en que pudo ver a su hermana tras lo ocurrido y la versión que ella le dio. “Me dijo que él había cerrado con llave el departamento y luego la comenzó a provocar, a empujar, y que le dijo ‘¿Sabes qué? Yo soy el diablo’, en una voz que no era de él. Le dijo que venía a destruir su vida, que la iba a matar y que después iba a buscar a una de sus hijas para violarla y que bienvenida al club del VIH”, comentó en una entrevista para ‘Ventaneando’.

También comentó que, al contrario de lo relatado por los vecinos, no habría sido él, sino ella, quien comenzó a dar gritos de auxilio. “Otra cosa que quiero aclarar es que hicieron un alarde de que habían sido 52 puñaladas. No fueron 52. Ella solamente se defendió, quería salvar su vida como lo haría cualquier mujer”, señaló. También confirmó que en la necropsia practicada a Vargas, había salido positivo en VIH.

Al mes siguiente de lo sucedido, el abogado de María Elizabeth, Julio César Ramírez, habló ante la prensa sobre la situación legal de su clienta. “Acaban de dictar auto de vinculación a proceso; lo que conlleva que va a permanecer, lógicamente, en prisión preventiva”.

Y agregó: “La señora Tanús tiene una serie de lesiones que el juez, en algún momento dado, no tomó en consideración. Ella actuó en una legítima defensa, tanto de su libertad sexual como de su propia vida. Estaba encerrada en su propia habitación. [Vicente Vargas] la dejó incomunicada porque el teléfono se lo escondió. Estuvo desde las tres de la mañana pidiendo auxilio y hasta las 8:10, 8:20 de la mañana, llegó la policía”.

También te puede interesar: ‘La Academia’, quizá lo mejor que le pudo pasar a Horacio Villalobos para seguir vigente

Hablan Liz Gallardo y Tony Bravo

Unas declaraciones que llamaron la atención en la prensa fueron las que hizo la actriz Liz Gallardo en abril de 2018, tras asegurar que conocía a Vicente. “Era un hombre alegre, extrovertido, amiguero… Y sí tenía sus problemas personales, por supuesto, como estoy segura que esta señora [refiriéndose a la hija de Tony] también los tiene y no lo han mencionado. Sí puede que [Vargas] se haya convertido en el monstruo que ella narra, pero me parece que ella no es una blanca palomita. Yo considero que, en defensa propia, nadie mata así. Yo sugeriría investigar más”.

A las versiones de lo ocurrido también se han sumado las declaraciones del actor Tony Bravo, padre de Mariely. “Este hombre no era su esposo ni su amante ni su novio. Mi hija le compró el boleto de avión a Puebla. Decía que vivía en Los Ángeles, cosa que tampoco sabemos. La enamoró por el Facebook; y al llegar, esta persona empezó a cambiar. Ya mi hija le notaba actitudes extrañas. La empezó a controlar, le manejaba su carro, agarraba su celular, le controlaba el dinero… cosas muy raras”, comentó en una entrevista en 2017.

Y terminó diciendo: “Que esto sirva de ejemplo para no caer en esto, hay mucho peligro en esto que estamos hablando del Facebook. Creo que mi hija estuvo con la persona incorrecta, en el momento incorrecto y en lugar incorrecto”.

Sin embargo, luego de dos años y medio en prisión preventiva, y tras no poder demostrarse que la mujer habría actuado en legítima defensa, ahora María Elizabeth permanecerá más de 13 años en prisión en el penal de San Miguel en Puebla. Según se indicó en la prensa, esta condena podría reducirse si presenta buen comportamiento.

En una reciente entrevista, Antoinette Bravo habló sobre la reciente condena dictada por el juez en contra de su hermana, cómo ha recibido el veredicto y confirmó que apelarán el fallo. “Lo ha tomado tranquila y pues esperanzada en los abogados y primero que nada en Dios, porque no es la última palabra”. También confirmó que, tras las pruebas realizadas, su hermana no tiene VIH y, desde hace algún tiempo, su padre Tony Bravo ha decidido mantenerse distanciado de la familia. Y al preguntarle la razón, se limitó a contestar: “Pregúntenselo a él. Él tendrá sus razones”.

@braham_MV

Otras historias