Qué riesgos puede tener para Biden si elige un compañero de fórmula negro

Yahoo Noticias

El demócrata Joe Biden se ha comprometido a elegir a una mujer como compañera de fórmula en su carrera a la presidencia, y ahora, con el estallido de un conflicto racial por toda la nación a raíz del asesinato de George Floyd en Minneapolis, parece propicio elegir a una mujer negra.

De esa forma podría alentar a los votantes negros y aumentar la participación en ese importante bloque electoral, lo cual mayormente ayudaría a Biden, pero también podría costarle parte del apoyo de los votantes blancos de clase trabajadora que quieren echar al presidente Trump, de modo que Biden se verá obligado a tomar la difícil decisión de elegir a qué grupo de votantes prioriza.

“La pregunta con la que tendrá que lidiar durante la campaña es a qué grupo de votantes le entregará la Casa Blanca”, explica Ted Johnson, académico especializado en política e identidades raciales en el Brennan Center, en la última entrega del pódcast de Yahoo Finance Electionomics. “¿Va a hacer que esos votantes blancos de clase trabajadora del Rust Belt vuelvan a las filas demócratas? ¿O va a aumentar la participación de la población negra respecto a sus niveles de 2016?”.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

La demócrata Hillary Clinton ganó el 89 % del voto negro en 2016, mientras que los republicanos ganaron solo el 8 %, pero la participación de la población negra fue ocho puntos menor a la de 2012, cuando Barack Obama se presentó a la reelección. Si la población negra hubiera votado con cifras similares en 2016 y Clinton se hubiera hecho con el 89 % de esos votos, entonces los votos adicionales en centros urbanos como Filadelfia, Detroit y Milwaukee probablemente hubieran inclinado al menos tres estados decisivos a favor de Clinton y la hubieran encumbrado a la Casa Blanca en lugar de Trump.

ESTADOS UNIDOS – 2 DE JUNIO: Kamala Harris, senadora demócrata por California, habla durante una conferencia de prensa del bloque demócrata en el Senado el martes, 2 de junio de 2020, para presentar la resolución de condena al presidente Donald Trump por gasear a manifestantes pacíficos frente a la Casa Blanca el lunes (Foto de Bill Clark / CQ-Roll Call, Inc a través de <em>Getty Images</em>).
ESTADOS UNIDOS – 2 DE JUNIO: Kamala Harris, senadora demócrata por California, habla durante una conferencia de prensa del bloque demócrata en el Senado el martes, 2 de junio de 2020, para presentar la resolución de condena al presidente Donald Trump por gasear a manifestantes pacíficos frente a la Casa Blanca el lunes (Foto de Bill Clark / CQ-Roll Call, Inc a través de Getty Images).

Johnson piensa que sería inteligente por parte de Biden elegir una compañera de fórmula negra y arriesgarse a las consecuencias que eso pudiera suponer entre los votantes blancos del Medio Oeste. “Existen posibilidades reales de que rechazar a una candidata negra sea parte del cálculo que hacen algunos votantes”, dice Johnson. “Pienso que los beneficios que se obtienen al aumentar la participación de la población negra compensan el riesgo de que algunos votantes blancos se decepcionen por la elección de una mujer negra”.

La senadora por California, Kamala Harris, parece ser la mejor situada para unirse al exvicepresidente en la boleta del Partido Demócrata. Como exfiscal general de California, fue elegida para ocupar cargos estatales y federales, y su nombre es reconocido ampliamente gracias a su propia campaña presidencial del año pasado. Otras mujeres negras destacadas son la defensora de los derechos electorales Stacey Abrams, la representante Val Demings y la exasesora de Seguridad Nacional, Susan Rice, pero son menos conocidas y tienen poca o ninguna experiencia en cargos electos a nivel nacional.

La senadora por Minnesota, Amy Klobuchar, era una de las principales candidatas antes del asesinato de Floyd el 25 de mayo, pero la asociación de su persona a Minnesota podría descalificarla. En 2006, Klobuchar dejó su trabajo como fiscal del condado tras ser elegida para ocupar una banca en el Senado al mismo tiempo que su oficina estaba investigando al mismo policía acusado ahora de asesinar a Floyd. La oficina decidió no procesarlo y Klobuchar dice que ella no participó en la decisión, pero tener que explicar un caso teñido de odio racial es una gran responsabilidad para una compañera de fórmula, especialmente ahora.

El exvicepresidente y candidato a presidente por el Partido Demócrata, Joe Biden, habla sobre los disturbios que se han desatado por todo el país desde el Ayuntamiento de Filadelfia, el 2 de junio de 2020, en Pensilvania, donde comparó su estilo de liderazgo con el del presidente de Estados Unidos Donald Trump, refiriéndose a la muerte de George Floyd como “una llamada a que nuestra nación despierte” (Foto de JIM WATSON / <em>AFP</em> a través de <em>Getty Images</em>).
El exvicepresidente y candidato a presidente por el Partido Demócrata, Joe Biden, habla sobre los disturbios que se han desatado por todo el país desde el Ayuntamiento de Filadelfia, el 2 de junio de 2020, en Pensilvania, donde comparó su estilo de liderazgo con el del presidente de Estados Unidos Donald Trump, refiriéndose a la muerte de George Floyd como “una llamada a que nuestra nación despierte” (Foto de JIM WATSON / AFP a través de Getty Images).

Biden también podría elegir a la senadora Elizabeth Warren, en un intento de asegurarse los votos de los liberales demócratas que no votarían a Trump, pero estos podrían quedarse en casa. O quizás elijan a Gretchen Whitmer, la gobernadora de Michigan, un estado decisivo que podría determinar el ganador a nivel nacional en noviembre.

Normalmente, los compañeros de fórmula no son un factor decisivo en las elecciones presidenciales. No ayudan necesariamente a ganar su estado natal si está en disputa, ni atraen a muchos votantes que de otro modo no darían su apoyo. Con Biden, podría ser distinto. Si gana, Biden tendrá 78 años cuando asuma el cargo. Hay altas posibilidades de que solo esté un mandato, lo cual pondría a su vicepresidente en primera posición de salida para las elecciones de 2024. Por lo tanto, quién sea la candidata a vicepresidenta de Biden podría estar a solo cuatro años del Despacho Oval.

“Todos estos factores parecen favorecer a Harris, que tiene 55 años, es decir, 22 años menor que Biden”, dijo Johnson. “Aun cuando ella parece la opción correcta en este momento, no está definido y habrá que trabajar mucho en campaña si eso va a dar los beneficios que parece que dará, pero pienso que entre los cuatro considerados, ella es la mejor posicionada para lograr la victoria de la campaña de Biden”.

Rick Newman

Otras historias