¿Qué sucede cuando añaden nuevos niveles de mando en tu trabajo y cómo lidiar con ello?

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Las cosas van bien en el trabajo y, con un poco de suerte, esperas recibir un aumento de sueldo en un futuro cercano.

Pero de repente tu empleador contrata a alguien que asume un puesto intermedio entre tú y tu jefe, lo cual puede obstaculizar la promoción que mereces.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Se trata de las “capas”, un fenómeno que puede llegar a ser desmoralizador, sobre todo si limita el espacio para el progreso profesional. Pero, ¿es siempre algo negativo? ¿Cómo gestionarlo?

“La creación de capas se produce cuando las organizaciones crecen o se reestructuran agregando un nivel adicional de gestión”, explica Lisa LaRue, coach vocacional en CareerWorx y The Career Happiness Coach.

Su impacto puede ser positivo o negativo según cómo esa capa te afecte personalmente e influya en tu trabajo cotidiano.

“Si aspirabas a ser promovido a un puesto de dirección superior, agregar otro peldaño a esa escalera puede representar un desafío con el que quizá no contabas”, afirmó LaRue.

“Ser empujado hacia un nivel más bajo en el trabajo también puede ser desmoralizador pues puedes sentir que existe una distancia mayor entre tu puesto y la dirección superior, lo que produce una sensación de desconexión. Tener a alguien que ocupe un puesto por encima de ti con menor experiencia o credibilidad también puede generarte sentimientos negativos”.

Entonces, si han añadido un nuevo nivel en tu trabajo, ¿qué puedes hacer? En primer lugar, si han añadido una capa de mando en tu empresa y no te han involucrado en el proceso, es probable que lo que está sucediendo te tome por sorpresa.

“Es importante que seas consciente de lo que sientes al respecto, pero ten cuidado de no responder precipitadamente dejándote llevar por la situación”, explicó LaRue. “Valora cómo esa capa adicional te afectará desde el punto de vista personal y profesional. ¿Tendrá un efecto significativo o no marcará una gran diferencia en tu forma de trabajo? Quizá tardes un poco en comprender completamente el impacto, así que tómate tu tiempo para evaluar objetivamente la situación”.

“No saques conclusiones precipitadas”

Si te sientes resentido porque no te han considerado para ocupar el puesto, puede ser una buena idea que hables con tu gerente para que puedas entender las razones. Es posible que no tenga nada que ver con tu trabajo o habilidades, así que no saques conclusiones precipitadas.

“No expresar lo que piensas o sientes en un primer momento puede alimentar un resentimiento más profundo que termine afectando no solo tu desempeño laboral, sino también tu bienestar personal”, advirtió LaRue.

“Una vez que lo hayas hecho, debes considerar cómo te sientes acerca de todo lo que ha sucedido”, agregó. “¿Puedes seguir trabajando dentro de la nueva estructura o el cambio te ha afectado tanto que ya no te sientes comprometido con tu rol?”.

Asume que en todos los lugares de trabajo tendrás que lidiar con los cambios, así que no tomes decisiones precipitadas sobre dejar tu empleo. LaRue recomienda tomarse al menos tres meses antes de decidir si puedes lidiar con ese cambio o no.

“Si decides que es hora de cambiar, piensa en lo que querrías que fuese diferente en tu próximo empleo”, explicó. “Si tienes claras tus metas y necesidades profesionales, estarás en mejores condiciones para encontrar un empleo que las satisfaga”.

Es importante recordar que los nuevos niveles no significan automáticamente que te hayan degradado. Hasta cierto punto, la estratificación es una consecuencia inevitable de un negocio en crecimiento.

“La clave radica en tomar las riendas de tu desarrollo profesional, asegurándote de que sea relevante y de mantenerte actualizado en términos de conocimientos, habilidades y experiencia”, apuntó LaRue.

“También es fundamental mantener una comunicación abierta. Si eres ambicioso y quienes impulsar tu carrera, asegúrate de que las personas adecuadas lo sepan.

“No tiene sentido trabajar oculto en un rincón de una empresa esperando que alguien note tus esfuerzos y logros”.

En cambio, LaRue aconseja aprovechar cada oportunidad que tengas para asumir nuevas tareas y responsabilidades, y trabajar de la manera más colaborativa posible.

“Sé proactivo en tu desarrollo profesional, establece contactos regularmente dentro y fuera de la empresa y haz lo que sea necesario para seguir creciendo personal y profesionalmente”, apuntó.

Lydia Smith

Otras historias