Raúl Sanllehí: "La presión por querer ascender debe ser positiva"

·4 min de lectura

Zaragoza, 19 sep (EFE).- El director general del Real Zaragoza, Raúl Sanllehí, en una entrevista concedida a EFE, señaló que la presión por ascender que tiene el conjunto aragonés debe ser "positiva".

"La veo como una presión positiva. Yo no eludo la presión y creo que los jugadores que tenemos y el técnico tampoco. Estamos todos con la misma idea y lo que puedo garantizar es que no va a faltar trabajo y coherencia", destacado.

Pregunta: Hace un par de jornadas, cuando el equipo todavía no había ganado, pedía paciencia y ahora encadena dos victorias seguidas. Parece que tenía razón en pedirla...

R: Los resultados no eran acordes con el nivel de juego, que era bueno, y yo intento huir del resultadismo porque suele ser anecdótico. Puede ser una señal pero hay que mirar después al paciente y el paciente estaba sano. El equipo estaba jugando bien, de una manera muy trabajada y que dominaba los partidos y los controlaba.

Por suerte el equipo mantuvo la línea con victorias en los dos últimos encuentros pero esto es muy largo, son muchos partidos y además la Segunda división tiene muchos altibajos. Mi tranquilidad es que veo una plantilla competitiva, un equipo que controla y se organiza bien, muy trabajado y que confían en su entrenador. Quiero que el equipo juegue manera que tenga sentido y que nos haga competitivos y creo que (Juan Carlos) Carcedo nos da eso. Tenemos los ingredientes adecuados, ahora espero que eso nos lleve a pelear por lo que queremos.

P: ¿Estos últimos buenos resultados le hacen ser optimista para el futuro?

R: Sin duda. Eso nos tiene que beneficiar ahora que el viento es favorable, no solo por los resultados sino por el tipo de juego. Ya llevamos una serie de partidos suficientes para poder ver que tenemos un equipo sólido. Las derrotas nunca son buenas pero quizá en el fondo la del Lugo nos ayudó porque cohesionó más el equipo, se hizo más piña.

P: ¿Cree que este puede ser el año del ascenso?

R: Si al trabajo y la coherencia le añadimos una plantilla competitiva y un director de orquesta que no va a dejar que desafinen, eso lleva a pensar que el optimismo puede existir aunque no la euforia, que es muy peligrosa. Es importante mantener un grado de ilusión alto porque esa ilusión da puntos pero sin euforia porque está muy cercana a la frustración si algo se tuerce.

P: Cuando llegó la nueva propiedad se dijo que se iba a contar con la cantera y las renovaciones de Francho, Iván Azón, Francés y Puche así lo están corroborando. ¿En tiempos de crisis es una solución importante?

R: De todos los valores que te da la cantera el económico es el menor porque el jugador es tuyo. Es mucho más importante el deportivo. Con todos ellos fue una conversación fácil porque son de la cantera, zaragocistas y que quieren ser protagonistas en esta misión de llevar al Zaragoza a su sitio. Lo viven más que otros, no porque los demás no lo vivan sino porque tienen el plus adicional de haber llevado el escudo desde pequeños.

P: ¿Qué le dice haber llegado a los 25.500 socios, una cifra que es mayor que la de bastantes equipos de Primera división?

R: Un orgullo y una responsabilidad porque quiere decir que hay muchas familias que tienen las esperanzas puestas en este proyecto. Significa mucho. Tengo clarísimo que la fuerza social del Zaragoza, su afición, es una ventaja competitiva pero hay que utilizarla bien. Es fundamental tener el campo como frente al Sporting. Esa victoria con los cánticos sin parar durante todo el partido es de todos y verlo es un placer. A los jugadores les da un plus extra. Les da confort y les quita ansiedad.

P: ¿Hasta dónde está dispuesta a llegar la nueva propiedad en la construcción de la nueva Romareda?

R: Tenemos contacto permanente con el Ayuntamiento y sabe perfectamente cuál es nuestra posición. No podemos decir hasta dónde vamos a llegar hasta que no conozcamos el proyecto en su globalidad. Hemos de ver el diseño arquitectónico, el modelo de explotación y el grado de participación que tendremos en todos esto. Si llegamos a un consenso en eso el Ayuntamiento sabe perfectamente que no nos ponemos ningún límite. El estadio nuevo es muy importante para el Real Zaragoza pero también para Zaragoza ciudad y Aragón. Es un interés general.

P: Después de haber formado parte del Barça y del Arsenal, recalar en el Real Zaragoza podría pensarse que es un paso atrás en su carrera como gestor deportivo ¿Lo ve así?

R: Si he venido es porque no tengo esa sensación, sino todo lo contrario. Es uno de los proyectos más apasionantes que podía encontrar ahora mismo y por suerte pude elegir. No es un paso atrás ni muchísimo menos. Poder poner al Zaragoza donde se merece, poder sentirme parte de eso me llena muchísimo. Estoy encantando. Además vitalmente no me tenía que demostrar nada a mí mismo y me apetecía muchísimo un proyecto que tuviera ese reto.

(c) Agencia EFE