Un Racing en crisis y un River más calmado ya piensan en los octavos de final

Agencia EFE
·2 min de lectura

Buenos Aires, 17 nov (EFE).- A una semana exacta del comienzo de los octavos de final de la Copa Libertadores, Racing Club y River Plate, que jugarán en siete días ante los brasileños Flamengo y Athletico Paranaense, atraviesan realidades muy diferentes en el torneo local: el primero está en crisis y el segundo más calmado.

La Academia, que había deslumbrado en el Grupo F al ganar cinco partidos y solo perder uno, lleva tres derrotas consecutivas en el torneo local y necesitaría una combinación de resultados muy complicada para poder clasificarse para la Fase Campeonato.

"Vamos a poner toda la energía en nuestro principal objetivo que es la Copa Libertadores. Vamos a enfocarnos en eso y lo vemos como una oportunidad para salir de esta situación angustiante. Hay que pensar en Flamengo", dijo el entrenador, Sebastián Beccacece.

Este jueves ante Atlético Tucumán, en la cuarta jornada de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol, jugarán juveniles y suplentes para que los habituales titulares lleguen descansados al partido del próximo martes.

El técnico dijo que atraviesan una situación "dolorosa", pero aseguró que tienen "fe" de cara al encuentro ante el Flamengo, que se jugará sin público en el estadio Presidente Perón de la provincia de Buenos Aires, conocido popularmente como el Cilindro de Avellaneda.

River Plate, el otro equipo argentino que jugará en una semana, lleva dos victorias consecutivas en el torneo local (la última de ellas con una formación alternativa) y llega más cómodo y confiado al partido del martes en Brasil ante el Athletico Paranaense.

El Millonario, que había debutado en la Copa de la Liga Profesional con una derrota ante Banfield por 1-3, venció el sábado pasado a Godoy Cruz por 0-1 con una formación con siete bajas por las eliminatorias para el Mundial de Catar 2022, diversas lesiones y el caso de coronavirus del delantero Rafael Santos Borré.

Antes de visitar a los brasileños, River Plate jugará el viernes ante Banfield y lo más probable es que el entrenador, Marcelo Gallardo, preserve a algunos de los que suelen ser titulares para que puedan descansar.

Más allá de los buenos resultados en el torneo local, el técnico aclaró que la prioridad es "llegar bien al partido de la Copa".

Se prevé que Borré tendrá el alta antes de esa fecha y que podrá ser titular.

El centrocampista Ignacio Fernández, ausente ante Godoy Cruz por problemas musculares, también podría regresar al once inicial en Curitiba.

(c) Agencia EFE