Radiografía de una 'transición' de 35 puntos

El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, durante el partido de LaLiga que el Atlético de Madrid y el Levante jugaron el sábado en el estadio Wanda Metropolitano, en Madrid EFE/David Fernández
El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, durante el partido de LaLiga que el Atlético de Madrid y el Levante jugaron el sábado en el estadio Wanda Metropolitano, en Madrid EFE/David Fernández

Madrid, 6 ene (EFE).- LaLiga Santander cerró este domingo su primera vuelta con los peores registros del Atlético de Madrid de Diego Simeone, con 35 puntos en un primer semestre de 'transición', el menos ganador y menos goleador del técnico en el club rojiblanco, pero vivo en la competición por el título, a 5 puntos del liderato.

- El Atlético de Simeone menos ganador

Nueve triunfos en 19 jornadas. En ninguna de sus siete temporadas completas, Simeone había ganado tan poco como ahora. Ni en 2018-19 (10) ni en 2017-18 (12) ni en 2016-17 (10) ni en 2015-16 (14) ni en 2014-15 (13) ni en 2012-13 (14) ni, sobre todo, en 2013-14, cuando venció 16 de los 19 duelos; siete más (o 21 puntos) que este curso.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El tramo posterior a las tres primeras jornadas, cuando el Atlético de movió en una indefinición hasta su reacción en Granada, por momentos falto de ambición, y los empates sostienen la explicación.

Aunque ha perdido sólo dos duelos, uno más que en 2013-14, sus igualadas se han disparado, con ocho. Una tendencia que viene de la pasada Liga, con otras ocho. La comparativa también ofrece otra lectura: sus tres peores primeras vueltas con el técnico (35 puntos ahora y 2016-17 y 38 en 2018-19) se concentran en ese tramo.

- El factor gol

Mientras sus números defensivos, con nueve porterías a cero y 12 goles en contra son mejorados en algunos casos y empeorados en otros en la era Simeone, siempre dentro de una horquilla, nunca había marcado tan pocos goles, 22. Por debajo de las expectativas y de cada uno de las temporadas precedentes del técnico argentino. Pero tampoco en exceso. Por ejemplo, en 2015-16, cuando era líder, había anotado cinco goles más. En el otro lado, en 2013-14, cuando fue campeón del torneo, llegó al ecuador con 47 tantos a su favor.

La diferencia sí es evidente en el número de partidos sin batir la portería rival, seis, coincidente con la otra peor primera vuelta de la era Simeone (2016-17). En el resto, salvo en 2017-18, con cuatro, sólo había sufrido dos choques sin gol. También es llamativa la disparidad en los goles de sus delanteros de referencia tanto en 2012-13 como en 2013-14. En la primera, Radamel Falcao aportaba ya 18; en la segunda, Diego Costa llevaba 19. Ahora, el equipo suma 22.

- La inconstancia de Joao Félix:

"El camino que está haciendo es el que nos imaginábamos. No sé si alguno se imaginaba otra situación", expuso su técnico tras el 2-1 contra el Levante, que mostró de nuevo un Joao Félix intermitente, sin tanto protagonismo y desborde en el juego como en duelos precedentes y sin el remate ni la definición imponente que tiene.

En el ecuador de la temporada, aún no ha despuntado al completo. Ha demostrado detalles increíbles, algún tramo de partido suyo ha sido incontestable, es un futbolista distinto, con unas cualidades indudables, cuando su conjunto conecta con él como segunda punta el fútbol y el desborde del Atlético se multiplica, pero aún no tiene la constancia ni los goles que necesita su equipo para las máximas aspiraciones en todo: 4 en 19 choques. En la Liga, 2 en 15 duelos.

- Los contrastes de Morata:

Es el mejor goleador del Atlético con siete tantos en la Liga y dos en la Liga de Campeones, el activo más importante en ese sentido para el conjunto rojiblanco al cierre de la primera vuelta, con 21 partidos disputados entre ambas competiciones por él, e indispensable para el pase europeo y la tercera plaza en la tabla.

Su rendimiento no admite dudas, con 15 goles en 38 duelos desde su llegada hace un año, pero su equipo ha necesitado más efectividad por momentos del '9', que ha perdonado algún gol clave. "Está haciendo un trabajo tremendo de apoyo, de juego de espaldas, de llegada de segunda línea, asistiendo a sus compañeros, trabajando defensivamente, marcó los dos últimos partidos...", repasa Simeone.

- La reivindicación de Correa:

El pasado verano, Correa fue transferible. No salió finalmente porque el Milan no pagó lo que pretendía el Atlético, que, a su vez, dependía de la salida del argentino para incluir al delantero del Valencia Rodrigo Moreno en su plantilla. Seis meses después, el '10' rojiblanco es fundamental en la reacción atlética.

Aparte de su aportación previa, que incluso le dio una plaza en el once por delante de Diego Costa en algunos encuentros, el mejor asistente de esta campaña del Atlético, con cinco pases de gol a sus compañeros, ha sido un elemento esencial en cuatro de los últimos cinco tantos de su equipo, dos como anotador y dos como pasador, que coinciden, al mismo tiempo, con las últimas tres victorias seguidas.

- La aparición de Herrera:

Sin Koke Resurrección ni Saúl Ñíguez a su mejor nivel, con los altibajos de Thomas Partey y con un equipo que transmitía inestabilidad y dificultades en la creación en su medio campo, Simeone recurrió al mexicano Héctor Herrera, fichado del Oporto y con el que no había contado apenas hasta finales de octubre.

Desde entonces, ha participado en cada uno de los encuentros del conjunto rojiblanco, ya fuera en la Liga o en la Liga de Campeones, y le ha dado más jerarquía, mejor manejo, más visión táctica y más control en esa línea fundamental del terreno de juego. Ha crecido el Atlético con él, cuya irrupción ha sido más que convincente.

- La garantía de Oblak

Su última parada ratificó la dimensión del portero para el Atlético, que retuvo tres puntos indispensables contra el Levante, como ya había hecho en varios encuentros de este curso: en los empates contra el Real Madrid (0-0), el Celta (0-0) y el Valencia (1-1) y en las victorias ante el Lokomotiv (0-2), el Athletic (2-0) y el Osasuna (2-0), aparte del citado 2-1 del pasado sábado.

Aunque con altibajos en determinados encuentros, como el 1-1 contra el Sevilla o el 2-1 frente al Bayer Leverkusen, Oblak ha mantenido su portería a cero en nueve de las 19 jornadas de esta Liga, en la que ha promovido 12 de los 35 puntos que suma su equipo.

- La determinación de Felipe:

En la primera jornada fue el descarte por decisión técnica. Era el cuarto central entonces para Simeone, que no le veía en las condiciones que quería en la pretemporada. Nada que ver con la actualidad. Su puesto en el once es tan indiscutible hoy como merecido, por su jerarquía, su manejo de los espacios, su juego aéreo, su anticipación, su capacidad, su carácter y su firmeza.

Junto al uruguayo José María Giménez, el central brasileño forma la defensa tipo del técnico en el presente. Partido a partido, notable a notable, incluso en algunos duelos de sobresaliente, es el dueño del centro de la zaga del Atlético desde octubre, cuando asumió una titularidad inalterable. Un fichaje de gran impacto.

- La decepción de Lemar

Lemar está en el mercado. Su intranscendencia ya es repetitiva, sin la reacción esperada, por más insistencia que ha puesto el técnico en su consolidación en la Liga. Ha jugado 21 partidos este curso, diez de titular. Ni ha marcado ni ha dado ningún gol ni ha desbordado con su regate, mientras pierde presencia en el once. En él los primeros cinco choques, de los siguientes 17 encuentros que ha estado disponible sólo partió de la alineación inicial en cinco.

La suplencia ha sido más constante para Marcos Llorente. También se preveía un rol mucho más relevante en el verano del medio centro fichado del Real Madrid, pero alcanzada la primera vuelta ya su titularidad ha sido esporádica entre todas las competiciones: tres veces en 25 encuentros, ninguno completo. Ha jugado 13 partidos. Ivan Saponjic, mientras, ni siquiera se ha estrenado todavía.

- Mes y medio sin Giménez y Costa, tres sin Savic...

El Atlético ha sentido las lesiones también en esta primera vuelta, además en hombres importantes. Aún aguarda a Diego Costa, que se ha perdido el último mes y medio de la primera vuelta y que no volverá hasta mediados del próximo febrero de la operación de una hernia discal cervical a la que fue sometido el pasado noviembre.

Stefan Savic, el elegido para la defensa tipo al principio, encadena tres meses fuera de competición -su último partido fue el 0-0 contra el Valladolid del pasado 6 de octubre-, mientras que José María Giménez permaneció un mes y medio de baja por una lesión muscular. El extremo Víctor Machín, 'Vitolo', quizá su jugador más desbordante, también sufrió el parón de las lesiones. Dos musculares le han apartado de seis choques, cuatro de la Liga. Morata fue baja en dos encuentros al inicio por un esguince de rodilla.

Iñaki Dufour

Otras historias