Radomir Antic fallece a los 71 años

Goal.com

El Atlético de Madrid ha anunciado el fallecimiento de Radomir Antic (Žitište, Serbia, 22 de noviembre de 1948), ex entrenador del equipo capitalino y leyenda del banquillo rojiblanco. "Nos deja a los 71 años de edad una de las grandes leyendas de los banquillos de nuestro club. Dirigió a nuestro equipo durante cinco temporadas, conquistando la Liga y la Copa del Rey, el célebre Doblete, en la temporada 1995/96", reza el comunicado publicado por el Atlético sobre las 19:43 horas de este lunes.

Tal y como ha publicado el club madrileño en su página web, el Atlético de Madrid "se encuentra de luto por el fallecimiento" de una de las "figuras míticas que han ocupado nuestro banquillo, dirigiendo a nuestro equipo en 189 partidos oficiales a lo largo de cinco temporadas".

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

In memoriam: "Radomir, te quiero" (por Rubén Uría)

Antic llegó a la entidad capitalina en 1995 y se convirtió en uno de los principales pilares del histórico Doblete conquistado por los colchoneros, compuesto por LaLiga y la Copa del Rey de 1996. Su buen hacer en el banquillo rojiblanco le valió no sólo para convertirse en uno de los técnicos más prestigiosos de la institución, siendo actualmente el cuarto entrenador de la historia rojiblanca con más partidos oficiales dirigidos, con un total de 189, sino también para ganarse el afecto incondicional de una grada que coreaba el ‘Radomir, te quiero’ cada vez que el Atlético jugaba como local. 

Tras una extensa carrera como futbolista que se prolongó a lo largo de 17 temporadas, Antic inició su periplo como técnico tomando las riendas del Partizán de Belgrado en 1985 en lo que fue su primera experiencia como entrenador. Diez años más tarde, el 3 de septiembre de 1995, debutó al frente del Atlético con un contundente triunfo ante la Real Sociedad por cuatro goles a uno en lo que supuso la primera jornada de un campeonato que el Atleti acabó ganando tras vencer al Albacete en el Vicente Calderón (2-0) y que permanece en la memoria colectiva de todos los colchoneros.

"El Atlético de aquella temporada ha quedado en el recuerdo de todos por su estilo compacto, vertiginoso y de contragolpe, en el que primaba el juego al primer toque, que le imprimió la mano de Radomir. Su once tipo fue: Molina; Geli, Solozábal, Santi, Toni; Vizcaíno, Pantic, Simeone y Caminero; Kiko y Penev. Con Milinko Pantic de lanzador de falta y fantásticos cabeceadores aquel equipo convirtió el balón parado, faltas directas incluidas, como una de sus armas más letales. Prueba de ellos es que más de la mitad de los goles del curso llegaron de este modo", resalta el Atlético en su comunicado.

"Radomir consiguió que ese Atlético fuera un equipo muy coral, había jugadores con gran talento, pero funcionaban como una perfecta maquinaria engrasada y prueba de ellos fue que cuatro jugadores, dos de ellos centrocampistas, superaran la decena de goles: Penev (16), Simeone (12), Kiko (11) y Pantic (10). Ellos solo marcaron más goles que 11 equipos de Primera al término de la Liga", recuerda el Atlético.

Y agregan: "Pero la gesta de aquel campeonato no quedó sólo en la Liga, una brillante Copa del Rey hizo que nuestro equipo venciera al Barcelona, entrenado por Cruyff y con estrellas como Guardiola, Figo o Bakero, en la final de Zaragoza gracias a un gol de Pantic en La Romareda".

"La huella que dejó Radomir Antic en el Atlético de Madrid fue muy grande por sus logros como profesional y su calidad humana", aseguró Enrique Cerezo, presidente del Atlético, mostrando su más sentido pésame por ésta perdida: “Hoy es un día triste para todos los atléticos y para el mundo del fútbol ya que nos ha dejado Radomir Antic. Se nos ha ido una gran persona y uno de los artífices de la magnífica época dorada que vivió el Atlético de Madrid. Nos quedará para siempre en la memoria los títulos de Liga y la Copa del Rey que ganamos bajo sus órdenes. Me siento muy orgulloso de haberle conocido y ha sido un privilegio el haber compartido cada momento de fútbol a su lado. Todo mi cariño para su familia”.

Además, Miguel Ángel Gil también quiso despedirse del que fuera entrenador rojiblanco: "Con la pérdida de Radomir se nos va un pedacito del corazón del club. Con él yo, personalmente, aprendí a ganar, con él aprendí a vivir con pasión los detalles que te hacen mejorar como hombre y como profesional. Tan sólo dar un beso muy fuerte a su mujer Vera, a Dusan y a Ana y decirles que deben estar orgullosos del marido y padre que tuvieron porque, además de haber sido un gran profesional y una maravillosa persona, está en la historia del Atlético de Madrid por méritos propios".

El Atlético resalta también que, "como recuerdo a Radomir Antic, la bandera de homenaje a nuestra afición situada en el Wanda Metropolitano ondeará a media asta durante 24 horas en honor a nuestro legendario jugador. Con la marcha de Antic la familia atlética pierde a otro de los símbolos que lo dieron todo por este club dentro y fuera del terreno de juego. Desde el club, el presidente, consejero delegado y nuestro consejo muestran su más sincero pésame a todos sus familiares y amigos". 

Otras historias