Fali, el nuevo Joaquín del fútbol español: el perfume de Benzema y güisqui y guitarra después de ganar al Real Madrid

Borja González
·4 min de lectura
BILBAO, SPAIN - OCTOBER 01: Rafael Gimenez 'Fali' of Cadiz CF reacts during the La Liga Santander match between Athletic Club and Cadiz CF at Estadio de San Mames on October 01, 2020 in Bilbao, Spain. Football Stadiums around Europe remain empty due to the Coronavirus Pandemic as Government social distancing laws prohibit fans inside venues resulting in fixtures being played behind closed doors. (Photo by Juan Manuel Serrano Arce/Getty Images)
Rafael Gimenez 'Fali', central del Cádiz durante un partido. (Foto: Juan Manuel Serrano Arce/Getty Images)

El fútbol español ya tiene sustituto para Joaquín. No en lo deportivo, porque no se parecen en nada. Fali es central del Cádiz, pero el sentido del humor y el carisma que tiene están a la altura de los que posee el extremo del Real Betis. Así lo ha demostrado en los micrófonos de ‘El Larguero’, donde su breve intervención es lo más destacado del día y casi de la semana en el panorama futbolístico.

El ganar al Real Madrid, cuajando un partido soberbio, ha sido un escaparate de lujo para descubrirnos a una persona que va a dar muchos momentos de alegría a los aficionados, no sólo a los cadistas. Manu Carreño le llamó en directo y su intervención rozó lo estelar.

Fali demostró su humildad y honestidad, una cercanía que cala rápido entre tanta estrella, igual que Joaquín. El primer saludo ya fue muy enérgico y provocó las risas en el estudio de la SER. Aclaró que ya ni su madre le llama Rafael, que es como se dirigió a él Carreño.

La siguiente perla que confesó es que no se compra móvil nuevo, aunque su compañero el ‘Choco’ Lozano, autor del gol de la victoria en Valdebebas, le ha convencido para que se compre un iPad, pero a su entender le ha engañado: “Me la ha liado, el cabrón. Me dijo que era wifi celular, pero eso es mentira, eso no hay celular ni hay nada”.

Sobre ganar al Real Madrid desveló que sabía que era el día que podían hacerlo, incluso lo dijo en la mesa comiendo con sus compañeros: “Si algún día tiene que ser, tiene que ser hoy. Vienen de selecciones, recién ascendidos... Bueno, la cabeza tiende a veces a relajarse mucho y se vio”.

Preguntado por el día siguiente, cuando ya eres consciente de la gesta, Fali demostró que es un tipo sincero y desató las carcajadas: “Cuando me levanté el domingo, llamé a mi primo, le dije ‘tráete la guitarra’, que hoy nos vamos a beber una botella de güisqui”. Él mismo no puede aguantar la risa contándolo. “Y me la bebí del tirón”, añadió.

Además, con total naturalidad apuntó que tanto su entrenador como su presidente lo sabían.

Y la guasa seguía, refiriéndose a los jugadores del Real Madrid: “yo los veía por la tele con mi familia, que es toda del Real Madrid, es una cosa flipante”.

Sin embargo, él resta importancia a su actuación individual: “Al final los defensas somos los que menos corremos porque tenemos a bichos delante que empiezan a correr todo el rato por ahí”.

Lo más gracioso en su manera de jugar salió a la luz. Cada vez que remata el balón con la cabeza se le escapa un grito de “¡upa!”, como si fuera un tenista conectando cada golpe con su raqueta.

En cuanto al partido contra el Real Madrid, Fali reveló una anécdota que no ha tardado en hacerse trending topic en las redes sociales: “Benzema me miró cuando le dije que qué perfume usaba. Hombre que sí se lo dije, ¿tú sabes que bien olía ese tío? Me cago en diez, yo lo tenía ahí y decía ‘pero este tío qué colonia usa’”.

¿Y qué le dijo Benzema?: “Él me miró con una cara de ‘tú eres tonto o qué chaval, tira de aquí anda’. Encima de bueno, huele bien el cabrón, me cago en diez”.

Carreño le pregunta en qué momento del partido sucedió aquello: “Pues hubo una acción en la que yo le paro la carrera, le choco para que no corra y tal y ya luego le doy la mano y le digo: ‘Karim, ¿qué perfume usas tío?’ Y se me quedó mirando como diciendo ‘este tío qué dice, este tío está tonto’, yo creo que ni me entendió. Pero, en serio, se lo dije a mis compañeros. Luego salió Jovic y era igual. Cuando corría, un aroma que salía y yo decía ‘la madre que los parió’”.

También contó que quería la camiseta de Sergio Ramos, pero no fue posible.

Al ser preguntado sobre si no le impresionaba tener a Benzema delante, responde como si nada: “Sabes qué pasa, que si entras así... Yo les miraba calentar y me quedaba como ‘joder, si yo con estos juego en el FIFA y tal’. Es que es un sueño, yo ni me lo creía. Pero ya una vez que pita el árbitro, al final ese tío tan bueno quiere jugar con la comida de mis hijas. O es él o soy yo, y ahí ya nos ponemos todos el mono de trabajo”.

Cabe recordar que su figura dividió a muchos aficionados del fútbol cuando decidió no jugar por la alta incidencia del coronavirus, pero finalmente, gracias a la seguridad que aportó LaLiga a los jugadores y a la insistencia y confianza transmitida por sus compañeros y círculo cercano, cambió de opinión.

Genio y figura Fali. Si Joaquín decide retirarse pronto, el sentido del humor y el carisma de LaLiga están más que bien representados.

VÍDEO | Mayoral echa más leña al fuego de Jovic

Más historias que te pueden interesar: