Las quejas arbitrales del madridismo se vuelven en contra: clamor por la expulsión perdonada a Varane

Borja González
·4 min de lectura
KHARKOV, UKRAINE - DECEMBER 01: (BILD ZEITUNG OUT) referee Ovidiu Hategan gives Raphael Varane of Real Madrid the yellow card during the UEFA Champions League Group B stage match between Shakhtar Donetsk and Real Madrid at Metalist Stadium on December 1, 2020 in Kharkov, Ukraine. (Photo by Stanislav Vedmid/DeFodi Images via Getty Images)
El árbitro Ovidiu Hategan saca tarjeta amarilla a Raphael Varane durante el partido de UEFA Champions League contra el Shakhtar Donetsk. (Foto: Stanislav Vedmid/DeFodi Images vía Getty Images)

Después de unas semana convulsa por un partido polémico en Liga contra el Alavés en la que una gran parte del madridismo ha puesto el grito en el cielo por el trato arbitral que recibió el Real Madrid, especialmente por dos posibles penaltis, uno sobre Marcelo y otro sobre Hazard, la situación ha dado la vuelta a la tortilla.

El central Raphael Varane pudo ser expulsado en dos acciones por la dureza con la que se empleó contra el Shakhtar, incluso lesionando al futbolista Junior Moraes, que tuvo que abandonar el campo en el minuto 15 por un rodillazo del internacional francés.

Minutos después, llegó tarde al cruce propinando un plantillazo con muchos argumentos para ser motivo de sanción, estando ya amonestado. una noche negra para él que pudo ser mucho peor, incluso para los blancos que, a pesar de haber perdido por 2-0, con un jugador menos pudo haber salido sufriendo una escabechina humillante.

Algunos pedían la roja por ser el último hombre, pero en estos casos el reglamento ya no sanciona de esta forma este tipo de jugadas a no ser, obviamente, que exista extrema violencia en la acción. En este último caso, la acción de Varane está en el filo, pero es más interpretable. Amarilla clara.

En la otra situación clara en la que Varane se vio involucrado ni tan siquiera señaló falta el colegiado es este planchazo, llegando tarde, como en casi todo el partido. Tiene el canterano del Lens mucho que agradecer al árbitro ahí.

Después de una semana de polémica en la que los voceros más conocidos del madridismo no se explicaban cómo no se pitaron dos penaltis a favor del Real Madrid en Mendizorroza, con acusaciones de campañas como la que hizo Tomás Roncero en ‘El chiringuito’, señalando a Koeman como el origen tras perder el Clásico, esta vez han sido ellos los afortunados.

Cada vez está más claro que creer en conspiraciones no tiene sentido.

Más historias que te puede interesar: