Real Betis venció a Valencia en los penales y es el nuevo campeón de la Copa del Rey

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·3 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Todavía falta para que finalice la temporada, pero Real Betis ya le colocó un primer broche de oro. En el Estadio de La Cartuja, obtuvo la Copa del Rey gracias a su triunfo en los penales 5-4 sobre Valencia, luego del 1-1 en tiempo regular en la final.

Ya en el comienzo, el partido denotó el clima de final. Es que ambos equipos no dieron tiempo al análisis y cada uno hizo lo propio para aproximarse al arco contrario en los primeros minutos. Sin embargo, sólo lo hicieron por las bandas al estar contenido el juego en el centro del campo.

Fue entonces, de esta manera, desde el costado, que llegó la apertura del marcador y de parte de los Verdiblancos, que contaron con los argentinos Germán Pezzella y Guido Rodríguez en el once titular. Tras un centro preciso por la derecha de Héctor Bellerín, Borja Iglesias llegó de frente y metió un fuerte testazo, a los 10', inatajable para Giorgi Mamardashvili.

Posterior al gol, el desarrollo del encuentro se hizo trabado y entrecortado por las infracciones. Aunque los de Manuel Pelligrini supieron cómo utilizar la motivación de la ventaja para acercarse con peligro al último tercio y asomarse al segundo tanto.

Al conjunto ché le costó reacomodarse después del golpe sufrido, pero, una vez que vio lo oportunidad de hacerlo, no perdonó. De un ataque de los Béticos, recuperó y salió de contragolpe, en lo que Ilaix Moriba vio el espacio en la defensa rival en su retroceso para dejar a solas con el portero a Hugo Duro, quien definió sutil de emboquillada a los 30'.

Luego de una primera parte que terminó con una clara ocasión de Sergio Canales, el complemento tuvo un cambio de roles. Es que el conjunto de José Bordalás pasó a dominar y eso lo reflejó en su insistencia con avisos, siendo la más cercana al sello en la red una oportunidad de Duro y un tiro cercano.

Pero pasó el tiempo y el control fue a manos del cuadro verderón. Y fue Juanmi quien acarició la recuperación de la ventaja en dos ocasiones. Primero, con un disparo dentro del área que obligó la respuesta del guardavallas y la siguiente, ya en el último tramo del cotejo, fue un remate colocado que impactó en el poste izquierdo.

El final del encuentro no dio respiro. En el elenco de Pellegrini, el Panda Iglesias estuvo cerca del festejo agónico, pero respondió bien Mamardashivili y, de esa jugada, salió el contraataque, en el que el chileno Claudio Bravo plasmó solvencia al desviar un tiro cara a cara de Carlos Soler.

Las cosas pasaron a la prórroga, en el que el ritmo no fue el mismo, lo que se observó en apenas llegadas aisladas de uno y otro equipo. De tal modo, la tanda de penales fue la instancia de definición, en la que los dos conjuntos fueron eficaces hasta el fallo de Yunus Musah y que, dos ejecuciones después, Juan Miranda liquidó para el 5-4.

Así, Real Betis se quedó con el trofeo y volvió a levantarlo luego de 17 años, para ahora ostentar tres en su vitrina. Por delante, tendrá en el final de la temporada la misión de sumarle la guida al pastel con la clasificación a la Champions League en La Liga, de lo que sigue muy de cerca.

Foto: David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente