Real Madrid y Barcelona perderán hasta un 30% de sus ingresos por el coronavirus

Yahoo Deportes
El barcelonista Piqué (derecha) y el madridista Isco luchan por el balón en el último partido entre ambos equipos, en el Bernabéu el pasado 1 de marzo. Foto: Burak Akbulut/Anadolu Agency via Getty Images.
El barcelonista Piqué (derecha) y el madridista Isco luchan por el balón en el último partido entre ambos equipos, en el Bernabéu el pasado 1 de marzo. Foto: Burak Akbulut/Anadolu Agency via Getty Images.

Cuando se vinculan las palabras “coronavirus” y “fútbol”, el aficionado puede pensar en el fastidio que supone que, además de todas las penalidades que sufre por la cuarentena, se quede sin ver partidos porque no haya quedado más remedio que suspender las competiciones. Si acaso, considera la opción de que, como ya se está haciendo en Alemania, se reanude pero sin espectadores en la grada. Lo que no es tan habitual es que los seguidores se preocupen por las consecuencias económicas que la situación puede tener para los clubes.

Que las habrá, y no precisamente pequeñas. La crisis económica derivada de la situación actual puede llegar a cambiar el fútbol tal y como lo conocemos. De momento ya se están haciendo las primeras estimaciones de pérdidas, y las previsiones son muy desalentadoras, sobre todo para los grandes clubes.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Barcelona y Real Madrid serán los dos más perjudicados del mundo en términos absolutos, ya que en condiciones normales también son de los que más reciben. Según los cálculos del portal especializado en economía del deporte Palco23 citando datos del Deutsche Bank, los culés perderán entre 120 y 260 millones de euros en la temporada 2019/20. Los blancos también sufrirán un descenso enorme en sus cuentas, aunque algo menor: entre 100 y 230 millones.

Las pérdidas para este curso se estiman entre el 13% y el 30% de los ingresos previstos. La cifra tiene una horquilla de variación muy amplia porque depende, fundamentalmente, de si se consigue o no finalizar el campeonato, y en qué condiciones (totalmente a puerta cerrada o con posibilidad de que los estadios se abran con aforo limitado, y con partidos más o menos apretados en el calendario). El objetivo declarado es volver a jugar a mediados de junio, pero no hay certeza de que se pueda lograr, ni mucho menos; todo dependerá de la situación sanitaria.

El grueso de esas pérdidas procede de los contratos audiovisuales, que se estima que dejarían de aportar entre un 10% y un 30%. También son destacables las ganancias reducidas un 30% en concepto de abonos, entradas y patrocinios por la parte del campeonato en la que no habrá público.

Otros clubes europeos también sufrirán daños considerables, aunque nadie tanto como los dos transatlánticos españoles. El Manchester United (entre 90 y 215), el Bayern de Múnich (de 80 a 200) y el PSG (entre 100 y 195) completan los primeros puestos de tan indeseable clasificación. El Liverpool, vigente campeón de Europa (aunque no podrá revalidar su título), “apenas” perderá entre 75 y 185 millones de euros.

El Camp Nou, vacío y cerrado a cal y canto, como casi todos los grandes estadios de Europa, debido a la pandemia. Foto: Xavier B. / AFP7 / Europa Press Sports via Getty Images.
El Camp Nou, vacío y cerrado a cal y canto, como casi todos los grandes estadios de Europa, debido a la pandemia. Foto: Xavier B. / AFP7 / Europa Press Sports via Getty Images.

Estos números se refieren solamente a la temporada presente, pero si miramos más adelante las perspectivas tampoco son nada positivas. De cara al año que viene se plantean muchos escenarios; el más optimista de ellos sugiere que la recuperación sea rápida y que las únicas consecuencias consistan en que varios encuentros, o quizás todos, tengan que jugarse con una cantidad reducida de espectadores. En este caso se prevé que los contratos de televisión no se vieran afectados, pero que sí se redujeran (entre un 10% y un 30%) las ganancias por venta de entradas y abonos, y que también bajara el dinero recibido por patrocinios (debido a que las empresas anunciantes, que también estarían sufriendo la crisis, tendrían menos dinero para invertir, y a que con menos público en las tribunas les resultara menos atractivo). Si se dieran estas circunstancias, el Barcelona perdería entre 30 y 120 millones, y el Real Madrid, entre 30 y 110.

Pero pongámonos en lo peor: que todos los partidos de la próxima campaña tuvieran que jugarse a puerta cerrada. La consecuencia inmediata es que la recaudación de las taquillas directamente se evaporaría, y con ella los patrocinios caerían entre un 30 y un 60%. No desaparecerían del todo porque seguiría habiendo televisión... pero a menor precio: los operadores pagarían, se estima, un 20% menos al considerar que sin público en las gradas la calidad del producto es menor. En definitiva, se calcula que los clubes obtendrían entre un 27% y un 48% menos respecto a la última temporada. En caso del Barcelona eso significa de 270 a 450 millones; para el Real Madrid, de 240 a 400.

Los peces más gordos van a dejar de tener tanto dinero, lo que puede suponer una revolución radical no solo para ellos. Se prevé una caída en el mercado de al menos el 28%, así que seguramente los superfichajes por encima del centenar de millones, o incluso las varias decenas de millones por jugadores de buen nivel pero ni mucho menos cracks, pasen a la historia. Esto supondrá también un golpe muy duro para equipos más pequeños que cuadraban sus balances vendiendo a los mejores hombres de sus plantillas.

De momento, claro, no hay datos oficiales; se trata de las estimaciones de los analistas especializados. Aunque sí empezamos a tener las primeras cifras que hacen pensar que los cálculos no andan desencaminados. El Manchester United ha reconocido que, por ahora, ha perdido 28 millones de libras (algo más de 31 millones de euros al cambio actual) a cuento de los 11 partidos de la Premier League, la Europa League y la FA Cup pospuestos desde marzo, y se temen que el balance trimestral a finales de junio arroje números rojos mucho peores.

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias