Real Madrid se quedó con el Clásico en la prórroga y avanzó a la final

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·3 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • Luuk de Jong
    Luuk de Jong
    En directoHoyMañanacontra--|

Real Madrid y Barcelona dieron un atractivo Clásico por las semifinales de la Supercopa de España, al punto que debió definirse en la prórroga. Justamente, en esta instancia, el Merengue abrochó su pase a la final en Riad al ganar por 3-2.

Con la aparición y debut de Ferran Torres en el once, luego de concretarse su inscripción horas antes, el Blaugrana intentó hacerse de la posesión de la pelota en los minutos iniciales, la que sería una temática entre ambos equipos a lo largo de la primera mitad, mientras que el Merengue apeló al orden en su campo.

A partir de este planteo, los Blancos encontraron el método perfecto para vulnerar a los de Xavi Hernández y que buscaron desde el arranque: dañar mediante contragolpes. Con el juego directo fue cómo generó situaciones de peligro a través de Marco Asensio, con dos remates similares y cerca del ángulo izquierdo.

Pero no serían las únicas, ya que el objetivo mayor, el gol, llegó con esta fórmula a los 25': Sergio Busquets perdió en el círculo central ante Karim Benzema y, a pura verticalidad, el francés asistió a Vinicius Jr. para que éste supere a Ronald Araújo en velocidad y, una vez dentro del área, remate certero arriba.

La apertura del marcador le dio confianza al conjunto de Carlo Ancelotti, que pasó a dominar no sólo desde el tanteador, sino en la tenencia del balón. El cuadro catalán, por su parte, debió apelar a centros como vía para arrimarse al empate y con un Ousmane Dembélé que fue de lo más punzante por la banda izquierda.

Hacia el entretiempo, el Madrid disminuyó su ritmo, lo que le permitió al Barça disputarle el esférico. Entonces, recobró seguridad hasta lograr el empate, con la suerte como protagonista: Éder Militão, en su deseo por despejar un centro raso del extremo galo, se topó con Luuk de Jong, quien anotó al desconcertar a Thibaut Courtois en el rebote.

Para la segunda mitad, la intensidad fue baja en el primer tramo, aunque los dos elencos compensaron con aproximaciones de un lado y del otro. Más allá de eso, se dieron lugar a las modificaciones, entre las se hizo presente Ansu Fati tras dos meses ausente.

El equipo blanco también contó con piernas frescas, lo que supo utilizar para retomar su potencia. Benzema, quien había rematado al poste, anotó el segundo, a los 72', con apenas empujar a la red después un pase fuerte de Dani Carvajal, que se desvío en el camino, proveniente de un primer intento del atacante que atajó Marc André ter Stegen.

Cuando los de Ancelotti se habían propuesto sostener la victoria, el Blaugrana, ya volcado en la ofensiva, le propinó un golpe duro al empatar en el minuto 83. De un córner, Jordi Alba recibió en corto y lanzó un centro por la izquierda para que Fati conecte de cabeza, dejando sin reacción al arquero belga.

Todo fue al tiempo extra, en donde el Real recuperó la ventaja a los 98 minutos. En un feroz contaataque y frente a una despoblada defensa del Barça, Casemiro condujo, abrió a la derecha para Rodrygo, quien tocó hacia dentro y Federico Valverde, tras un amague de Vinicius, remató con la portería a su merced.

En la última parte, el Madrid protegió la victoria y así sacar chapa de su notable racha en el Clásico, el que lleva cinco ocasiones al hilo, entre todas las competiciones, en las que se lo queda. Con su lugar en la final del domingo, aguardará por su rival, que saldrá el ganador entre Atlético de Madrid y Athletic Club.

Foto: FAYEZ NURELDINE/AFP via Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente