El Real Madrid debería olvidarse de Kane y centrarse en lo que realmente le interesa: Mbappé y Haaland

Pablo Falcones
·2 min de lectura

Esta semana, Harry Kane ha concedido una entrevista para el diario inglés The Telegraph en la que ha dejado abierta la puerta de su futuro: "Hasta final de temporada mi cabeza está en el Tottenham. Después de la Eurocopa, veremos a dónde voy".

Real Madrid v Granada - La Liga Santander | Soccrates Images/Getty Images
Real Madrid v Granada - La Liga Santander | Soccrates Images/Getty Images

Por supuesto, uno de los clubes a los que se le ha vinculado de inmediato ha sido el Real Madrid. Hay medios que apuntan que las negociaciones por el delantero inglés podrían ser incluso más sencillas que por otros jugadores, aunque conociendo a Levy y su estilo, me parece complicado. En el seno del club blanco lo saben bien, ya que tienen las experiencias previas de Modric (2012) y Bale (2013).

Pienso que si el Real Madrid quiere hacer un esfuerzo económico y de gestión este verano ha de ser, primero, por Mbappé. El jugador ha dejado muchas veces la puerta abierta al conjunto blanco, y ha declarado en el pasado que le seduce la idea de ir allí. Además, parece que de momento no quiere renovar su contrato con el Paris Saint Germain. Un contrato que expira en 2022 y que si no lo toca podría forzar su salida del club este verano, para no irse gratis el siguiente.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En cualquier caso no sería una negociación sencilla, pero la veo como prioritaria. El segundo esfuerzo, ya sea sustitutivo o complementario al hecho por Kylian, debería ser por Haaland. Hoy por hoy el delantero del Borussia es el mejor goleador del mundo junto a Lewandowski, y aportaría al conjunto blanco aquello de lo que adolece más. Daría un salto tremendo al equipo si consigue encajar.

En ambos casos, tanto el francés como el noruego me parecen mejores jugadores que Kane. Además, son más mediáticos y sobre todo, más jóvenes. El precio no creo que sea un problema diferencial, ya que cualquiera de ellos supondría un desembolso astronómico. Y puestos a elegir, Kane sería la última opción. Las prioridades deben ser Mbappé y Haaland.