Será difícil que el Madrid conquiste a todas las novias que le echan

Alfonso Duro
·4 min de lectura
MOENCHENGLADBACH, GERMANY - MARCH 07: (BILD ZEITUNG OUT) Erling Haaland of Borussia Dortmund looks dejected during the Bundesliga match between Borussia Moenchengladbach and Borussia Dortmund at Borussia-Park on March 7, 2020 in Moenchengladbach, Germany. (Photo by Alex Gottschalk/DeFodi Images via Getty Images)
Alex Gottschalk/DeFodi Images via Getty Images

Está claro que el estado de alarma a nivel mundial está trastocando los planes de muchos medios, pues si en épocas de vacas flacas (vacaciones de verano o de invierno) en las redacciones de los periódicos el rigor periodístico se volvía de repente bastante más laxo —¡hay que vender!—, ahora con la suspensión de las competiciones y el confinamiento obligado de la población por culpa del Coronavirus la situación ha dado otro giro de tuerca.

Así en España la semana ha empezado con un periódico anunciando en portada que el Real Madrid tenía un plan para fichar a Erling Haaland en este verano de 2020 y a Kylian Mbappé en el del 2021, mientras que otro apuntaba al desmentido de los medios alemanes, basados en una declaraciones del propio Haaland, sobre la supuesta negociación de los blancos con el noruego.

No se trata de debatir cual de los dos tiene razón, pues sólo el futuro podrá determinar eso, pero quizás ahora más que nunca el aficionado deba hacerse pocas ilusiones en lo que a las llegadas de estrellas se refiere, pues la economía global del mundo del balón no parece estar muy boyante. Es por eso también importante en estos momentos escuchar a los protagonistas más que nunca, ya que paradójicamente, y quizás por eso del aburrimiento de estar encerrados en casa, parecen estar más dispuestos ha hablar con los medios que nunca.

En este caso específico, es cierto que Haaland aseguró en una entrevista la semana pasada estar muy feliz en Dortmund y ni siquiera hizo un guiño a los blancos hablando de una posible ilusión por ser parte en un futuro de la entidad madridista. Más claro agua.

El Real Madrid es tal vez uno de los pocos clubes grandes europeos con una economía boyante y que no ha tenido que hacer demasiados ajustes para lograr cuadrar las cuentas durante esta pandemia. Tal vez por eso cada día surgen multitud de nombre que se asocian con el conjunto merengue.

Cualquier jugador con pasaporte francés (Camavinga, Pogba, Kanté, Cherki, Upamecano, etc.) parece estar inmediatamente en la agenda del club de Concha Espina, y por su puesto las cifras que se manejan no son para nada bajas. Pero también se habla de Fabián, de Ferrán Torres, del propio Mbappé, de Mané, de Salah y un largo etcétera de jugadores que difícilmente encontrarán acomodo en el Real Madrid la temporada que viene.

LYON, FRANCE - MARCH 4: Kylian Mbappe of PSG celebrates his third goal with Neymar Jr during the French Cup semifinal match between Olympique Lyonnais (OL) and Paris Saint-Germain (PSG) at Groupama Stadium on March 4, 2020 in Decines near Lyon, France. (Photo by Jean Catuffe/Getty Images)
Jean Catuffe/Getty Images

Parece que en lo que sí están de acuerdo los expertos es que el mundo del fútbol va a sufrir un cambio importante a raíz de esta crisis provocada por el Coronavirus. Más allá de las historias que se filtren a los medios de manera más o menos interesada, la realidad nos habla de un futuro en el que los traspasos no podrán ser tan altos y en el que, seguramente, se vea muchos más casos de intercambio de jugadores —como en la NBA— que fichajes pagados en metálico.

Esto es mucho más consecuente con la realidad palpable en las calles, en la cual hay gente perdiendo trabajos, empresas cerrando y una gran parte de la ciudadanía acogiéndose a las ayudas del gobierno para poder subsistir.

Por eso será complicado vernos en una situación tan favorable para el Real Madrid que acabe por llevar a cabo muchas de las operaciones que se le están adjudicando en estos momentos. Por más saneada que tenga su economía, también se ha visto obligado a rebajar el sueldo de sus futbolistas para poder hacer frente a los sueldo de los casi 800 empleados del club —aunque eso sí, de momento no se ha acogido al ERTE propuesto por el gobierno.

Esto invita a pensar que en verano, antes que fichajes de relumbrón a precios desorbitados, el Real Madrid se tendrá que reforzar en base a intercambios (James Rodríguez, Gareth Bale, Marcelo o Lucas Vázquez podrían estar en la rampa de salida) o repatriar a los cedidos (Odegaard, Ceballos, Kubo, Achraf, etc.) que tiene desperdigados por Europa.

No es la situación que hubieran soñado los aficionados madridistas, desde luego, pero también es cierto que la actual nómina de jugadores con contrato en el club blanco le brinda alguna ventaja respecto a sus máximos competidores en estos dos aspectos.

Más historias que te pueden interesar: