El Real Madrid ya es favorito a todo

No hay ni un solo equipo que sea, a día de hoy, más favorito que el Real Madrid a ganar alguno de los títulos en juego. Ni el Barça ni menos el Atleti en la Liga, tampoco ninguno de los dos, Livepool, Manchester City, Juventus o PSG en la Champions.

No es una reflexión que llegue solo del partido ante los parisinos, aunque sí en gran parte. Una exhibición de tal calibre ante un grande de Europa hacía muchos meses que no se veía, quizás desde aquel choque ante la Roma cuando el Madrid tenía a Lopetegui en el banquillo y parecía que se iba a comer el mundo con un fútbol combinativo espectacular. Es una sensación que viene ya desde hace varios partidos y que coincide con la entrada de Valverde en el centro del campo.

Benzema celebra su primer gol ante el PSG (Foto: Reuters/Susana Vera)
Benzema celebra su primer gol ante el PSG (Foto: Reuters/Susana Vera)
Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Personalizar es sencillo y el uruguayo es uno de los principales responsables, pues junto a él se agiganta la figura de Casemiro, crece en enormes dimensiones la de Kroos... y hasta se ha reenganchado Luka Modric, que aún puede aportar mucho desde un rol distinto. Pero en lo que hay que fijarse no es únicamente en los nombres sino en lo que ha creado Zidane, un equipo que parece... trabajado.

Sí, el Madrid ya no es una banda, no hace cada uno la guerra por su cuenta y eso hace que todos crezcan. A los jugadores ya mencionados hay que unir al mejor Benzema -aunque sigue fallando cosas que se escapan a la lógica-, a un Hazard que ya tiene tufo de gran estrella y hasta a jugadores como Marcelo o Carvajal les empiezan a salir las cosas. De remate Isco, que ha parecido un exjugador durante meses, no solo no desentonó sino que su presencia dio consistencia y superioridad al centro del campo blanco.

Hay aún muchas cosas que mejorar, por supuesto. Si no hubiera intervenido el VAR quizás estaríamos hablando de otra cosa, y los defensas fallan en demasiadas ocasiones, con mención especial para Sergio Ramos, héroe unos días y villano en demasiados, y para un Varane que a veces parece que se calza la bota izquierda en el pie derecho. Y así llegó el empate, pero qué queremos, estamos en noviembre, este era el Real Madrid que todos queríamos ver.

También te puede interesar:

PD: Y no, no estoy solo, adjunto algunos tuits de madridistas con las mismas buenas sensaciones que las mías.

Otras historias