El favor de Aena al Real Madrid: abrió el aeropuerto de Granada solo para ellos

Luis Tejo
·5 min de lectura
Jugadores del Real Madrid abrazándose para celebrar un gol en el campo del Granada
Jugadores del Real Madrid celebrando un gol contra el Granada. Foto: Fermín Rodriguez/Quality Sport Images/Getty Images.

Muy mal se le tendrían que dar las cosas al Real Madrid para no ganar la Liga esta temporada. A falta de tan solo dos jornadas para que acabe el curso 2019/20, le saca cuatro puntos al segundo (el Barcelona) y si bien los enfrentamientos que le quedan no son fáciles (contra el Villarreal en Valdebebas y en casa del Leganés), la plantilla blanca tiene nivel para sacarlos adelante sin mayores problemas. Lo que no podrán evitar los merengues es que en la opinión pública quede la sensación de que han recibido ayudas externas.

Esta vez, sin que sirva de precedente, no aludimos ni al VAR ni a supuestos favoritismos arbitrales sobre los que se podría debatir largo y tendido; de hecho, en las tertulias de la radio y la televisión no se hace otra cosa últimamente. No: esta vez nos referimos a un hecho perfectamente demostrable, pero que habría pasado desapercibido si no lo hubiera destapado Pedro Cifuentes, periodista de El Confidencial. Los hechos se produjeron ayer mismo, con nocturnidad, tras la victoria del líder en casa del Granada.

El partido, cosas del fútbol moderno, se disputó a las 22 horas de un lunes laborable. Tebas pensará que es bueno para las televisiones, los espectadores que se hayan levantado temprano esta mañana para trabajar posiblemente no estén del todo de acuerdo. Dos horas de juego entre tiempo reglamentario, alargues y descaso, más atender a los medios de comunicación, más la ducha correspondiente, significa terminar a altas horas de la madrugada, con las dificultades que eso suponía para volver a casa.

En la misma situación se han encontrado muchos otros equipos desde que se reinició la competición tras el confinamiento por el coronavirus. Por razones sanitarias, la LFP ha tomado la iniciativa de coordinar toda la logística de los desplazamientos de las plantillas. Acabar tan tarde supone un problema porque los aeropuertos a esas horas están ya cerrados, y más ahora que Aena (la empresa pública que gestiona estas instalaciones) ha reducido los horarios. Para el aeródromo Federico García Lorca la franja de funcionamiento va de 5.00 a 23.45 horas.

Sin embargo, el Real Madrid pudo regresar a la capital en avión esa misma noche. Según cuenta El Confidencial, se logró un permiso especial para que el aeropuerto, a 17 kilómetros al noroeste de la urbe nazarí, abriera con carácter extraordinario durante unas horas para dar salida al vuelo chárter que trasladó a la plantilla. La gestión se realizó tras la petición expresa de la directiva blanca, que alegó la conveniencia de volver en lugar de pasar una noche fuera de sus hogares debido a lo apretado del calendario; el partido contra el Villarreal, como todos los de la jornada 37, es este jueves a las 21 horas.

Es comprensible que el Real Madrid pidiera que le permitieran volar, despegando entre la una y la una y media de la madrugada, para garantizarse un buen descanso de cara a una cita tan importante. También le viene bien a la LFP, puesto que se evita o bien buscar un transporte alternativo (de Granada a Madrid hay unos 420 kilómetros de autovía) o bien el gasto que supone tanto buscar de urgencia un hotel que cumpla las medidas de seguridad necesarias como mantener el avión aparcado en un hangar. Pero obviamente, igual que lo solicitaron los probables campeones, también lo habían planteado los demás equipos que se han visto obligados a jugar tan tarde y se encontraban en las mismas circunstancias. Que han sido muchos, puesto que el horario de las 22.00 horas se ha utilizado todos los días, sin excepción, desde que se reanudó la Liga el 11 de junio hasta ayer mismo.

La medida es legal, puesto que la ampliación de horarios por causas extraordinarias está contemplada en los reglamentos de aviación. Pero aquí viene la parte que chirría: a nadie más se lo habían concedido hasta ahora. “Todos los equipos hicieron la misma llamada que hizo el Madrid, pero los demás no pudieron volver a casa, teniendo partidos también a los tres días”, indica El Confidencial. ¿Por qué esta vez Aena cedió a la petición y no lo hizo en todas las anteriores?

A estas horas, el ente público no ha dado explicaciones ni a través de sus redes sociales ni en nota de prensa en su web. Las malas lenguas ya especulan con algún tipo de acuerdo especial entre José Luis Ábalos, ministro de Fomento (del que depende Aena), y Florentino Pérez, quien además de presidir el Real Madrid lidera la constructora ACS, una de las principales contratistas de obra pública no solo en España, sino en todo el planeta. Se trata de especulaciones sin confirmar, un tanto sorprendentes además teniendo en cuenta que la relación entre ambos personajes no es la más fluida del mundo después de que el ministro decidiera el año pasado no prorrogar las concesiones de los peajes de algunas autopistas, negocio en el que estaba metido el empresario a través de una filial de su grupo. Lo único que sabemos con certeza es que el Real Madrid ha sido el único que ha gozado de este privilegio.

Más historias que te pueden interesar: