El Real Madrid tiene ya la mitad de los deberes hechos

Tras ganar al Bayern Múnich y empatar contra el Atlético, las esperanzas blancas están por las nubes en La Liga y la Champions League.

Al Real Madrid se le presentaba un mes de abril de aúpa. La llegada de la primavera nada tenía que ver en este caso con flores, vacaciones, sol radiante y temperaturas idílicas, sino más bien relacionada con unos exámenes eliminatorios de los que criban a los campeones de entre los buenos equipos. Atlético, Bayern Múnich y Barcelona en apenas quince días, casi sin descanso, sólo con una visita a Gijón para tomar aire. Si acaso. 

Sin embargo, transcurrido la mitad del proceso, el Real Madrid tiene ya la mitad de los deberes hechos. Lo que supone toda una reafirmación de sus credenciales además de un chute de optimismo de cara a la segunda mitad de los exámenes.

Frente al Atlético en La Liga, el Real Madrid sumó un empate que supo a muy poco, por tener el partido bajo control. Sin embargo, el Málaga hizo buenísimo ese punto conquistado tras hundir al Barcelona (2-0) en La Rosaleda. Un punto más de ventaja con respecto al más inmediato perseguidor, que quedó además tocado en la moral. Son tres puntos respecto al Barcelona, con un partido menos, lo que les permite encarar el Clásico de dentro de diez días con la tranquilidad de saber que siguen dependiendo de sí mismos, y de que todo lo que sea no perder en el Santiago Bernabéu ante el escuadrón de Lionel Messi significaría medio título de La Liga de forma virtual.

Asimismo, el encuentro en el Allianz Arena de Múnich sirvió también para reivindicar el poderío merengue en Europa, y no sólo en España. El 1-2 no deja la eliminatoria cerrada por completa, pero sí muy encarrilada. Especialmente por la increíble sensación de superioridad durante la segunda parte ante un campeón como el Bayern que tuvo que hincar la rodilla a la fuerza en su propio estadio. Incluso perdiendo por 0-1 en el Santiago Bernabéu, las semifinales serían una realidad por séptimo año consecutivo. El colchón es incuestionable.

Así las cosas, la mitad del camino ya está recorrido. Y con un balance casi inmejorable para la dificultad del circuito. Las esperanzas entre el madridismo hoy en día están por las nubes. No obstante, en diez días pueden dejar sentenciada La Liga, con la final de Cardiff a tan sólo un par de pasos más ya.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines