El Real Madrid da pincelazos del equipo que fue campeón en Cardiff y vence 2-0 al Eibar

Yosi Haras
·2 min de lectura

Estadio Alfredo Di Stéfano, 2021. Un Real Madrid cuya alineación recordaba a aquél equipo de 2017 que ganó su segunda Champions al hilo en Cardiff se presentó a jugar un partido de fútbol y le ganó bien a un Eibar, que de no haber sido por el fuera de lugar se hubiera llevado una goliza.

El equipo blanco salió a la cancha con jugadores como Marcelo, Isco y Asensio por encima de Vinícius y Rodrygo, que el día de hoy les tocó salir a la banca. Ellos tres más la habitual presencia de Benzema y Modric recordaban a aquél equipo que parecía invencible, con Keylor en la portería y Cristiano como su motor de ataque.

El Real Madrid ganó su segunda de tres Champions al hilo en Cardiff en 2017 | VI-Images/Getty Images
El Real Madrid ganó su segunda de tres Champions al hilo en Cardiff en 2017 | VI-Images/Getty Images

Benzema y Asensio se encargaron de hacer los goles que le dieron el 2-0 a los merengues en un partido cuyo marcador pudo haber sido mucho más abultado si entraba un balón de Marco al larguero y otros 3 goles anulados por fuera de lugar.

| Quality Sport Images/Getty Images
| Quality Sport Images/Getty Images

Este es el Madrid del 2021, un equipo que desde la salida de Cristiano el gigante no ha sido el mismo que tiene acostumbrada a su exigente afición y, que esta temporada, ha tenido que parchar su alineación debido a las múltiples lesiones. A pesar de todo esto, el Madrid de 2021 acumula ya una racha de 11 partidos sin perder, una inercia envidiable y un goleador, que con 18 anotaciones en liga, ha levantado la mano como el líder de este equipo merengue. Este Madrid de 2021 nos da pincelazos y probaditas de aquél temible Madrid de 2017.

LaLiga está más competida que nunca y eso es en gran parte gracias a los pupilos de Zidane, que se han encargado de meter presión al Atlético de Madrid y al Barca con sus buenas actuaciones y su constante suma de puntos.

El Real está de cara a probablemente una de las semanas más importantes de la temporada: siendo el único equipo español restante en Champions deberá medirse ante el Liverpool a mitad de semana y el sábado se enfrentará al Barcelona en un clásico que definirá mucho más que el orgullo, ya que puede ser clave para el resultado final de LaLiga.