El Real Madrid vence, convence y rota mirando a la Champions

Adrian Marcos
·3 min de lectura

El conjunto blanco logró imponerse con solvencia al Huesca, que aún no ha ganado en su vuelta a LaLiga, gracias a los tantos de Fede Vaverde, Eden Hazard y Karim Benzema, que marcó por partida doble. El Real Madrid sufrió en los primeros minutos ante las carreras al espacio de Rafa Mir, pero terminó haciéndose con el control del partido tras la primera media hora y se marchó al descanso con una ventaja de dos goles en el marcador.

El extremo belga aprovechó un buen pase de Valverde para girarse en tres cuartos de campo y, con un control orientado marca de la casa, encarar en línea recta la portería rival para soltar un zurdazo contra el que nada pudo hacer Andrés Fernández. Hazard, que ya tuvo minutos en el último partido de Champions League, disfrutó de su primera titularidad este curso y el resultado no pudo ser mejor: golazo y victoria para despejar las dudas.

Hazard regresó a la titularidad con gol | Quality Sport Images/Getty Images
Hazard regresó a la titularidad con gol | Quality Sport Images/Getty Images

Karim Benzema hizo el segundo en el minuto 45 después de aprovechar un gran centro de Lucas Vázquez, que completó una gran actuación, y batir al guardameta rival con un disparo cruzado. El francés lograba así su segundo tanto en LaLiga esta temporada y el segundo consecutivo tras el que inició la remontada en Mönchengladbach el pasado martes.

Tras el paso por los vestuarios el Huesca volvió a dar señales de peligro, pero el Real Madrid, con Fede Valverde como goleador y Benzema asistiendo, sentenció el encuentro. El uruguayo, más allá de haber firmado su tercer tanto este curso, confirmó su buen estado de forma en este inicio de campaña, lo cual es una gran noticia para Zinedine Zidane.

El técnico francés, con el partido de cara, aprovechó para dar descanso a Lucas, Hazard, Asensio y Valverde de cara al partido del próximo martes ante el Inter de Milan en el que se juegan su continuidad en la máxima competición europea. Mendy, Vinicius, Rodrygo e Isco entraron para mantener la frescura en el equipo y, sobre todo, lo consiguieron por las bandas, donde tanto los brasileños como el francés siguieron generando peligro.

Vinicius, Rodrygo e Isco salieron desde el banquillo | OSCAR DEL POZO/Getty Images
Vinicius, Rodrygo e Isco salieron desde el banquillo | OSCAR DEL POZO/Getty Images

Casemiro, imprescindible para Zidane, también tuvo sus minutos de respiro tras un partido en que no estuvo muy exigido y Toni Kroos aportó la pausa necesaria para llevar al equipo plácidamente hasta el final del partido. David Ferreiro, tras una buena asistencia de Rafa Mir, dio alas al Huesca, que trató de apurar sus opciones de empatar, pero el encuentro llegó a su fin con el cuarto tanto madridista.

De nuevo Karim Benzema, que deja atrás la sequía con el inicio de una buena racha con tres goles en dos partidos, ponía la guinda a un partido en el que el Real Madrid fue de menos a más para terminar con la tranquilidad de saber que los deberes estaban hechos. Los blancos tienen ahora por delante un duelo crucial, pero llegan de la mejor manera posible tras vencer, convencer y rotar.