Solo necesitas un ingrediente para hacer mantequilla en casa

Yahoo Vida y Estilo

Muchas veces la cocina no tiene nada que ver con la dificultad, sino con el conocimiento. Es el caso de la mantequilla, una receta que requiere tan solo de un ingrediente: la nata líquida. Eso sí, necesitas una batidora eléctrica, una Thermomix o un brazo con una fuerza inaudita. En tiempos como los actuales, en los que nos hemos lanzado a elaborar en casa pan del bueno, quizá no estaría de más intentar elaborar uno de los mejores acompañamientos que, además, ya no goza de tan mala fama como antaño. Atención a la receta que es de las más sencillotas que uno recuerde.

Hacer mantequilla casera, una receta de lo más sencilla. Foto: Getty Creative
Hacer mantequilla casera, una receta de lo más sencilla. Foto: Getty Creative

Ingredientes:

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Nata líquida. Puedes hacer tanta cantidad como consideres. Ten en cuenta que si utilizas 600 gramos de nata obtendrás menos de la mitad de mantequilla, lo que viene a ser el tamaño normal de una barqueta de mantequilla como la que tenemos en casa. Eso sí, necesitas que la nata tenga un porcentaje de materia grasa de un 35% como mínimo. No utilices nata con un 15%, porque no lograrás hacer mantequilla.

Preparación:

La cuestión es batir y batir a velocidad media en el caso de una batidora de varillas. Si vamos a utilizar la potencia de nuestro brazo con unas varillas, tendremos que emplearnos con potencia. El objetivo es montar la nata y seguir hasta el infinito y más allá, de modo que la nata se vaya separando en una parte sólida y otra líquida. La parte sólida será nuestra proto-mantequilla. Una vez que tengamos, tras un batido vigoroso, las dos partes diferenciadas, debemos desechar el líquido y seguir empleándonos a fondo con nuestra mantequilla. Hay que aplicar presión sobre ella dentro de un colador con el objetivo de que pierda todo el agua. Una vez que ya esté completamente seca lo habremos conseguido: esta es nuestra mantequilla. Si queremos que sea una mantequilla salada es el momento de “amasarla” con sal para que se integre correctamente. Si queremos que sea dulce, le ponemos azúcar. También podemos ponerle hierbas aromáticas de todo tipo...

En el caso de que queramos hacerla en la Thermomix, tendremos que poner la nata en el vaso y dejar que la máquina haga su magia durante unos cinco minutos a velocidad cuatro o hasta que la nata montada se nos ‘pase’. Conviene que, una vez lograda la separación, apliquemos el mismo método de presión para eliminar todo el agua que sobre. Solo así nos quedará perfecta.

Y es así de fácil, aunque conviene tener en cuenta un par de factores. Por un lado, hay que tener en cuenta que la ‘caducidad’ de nuestra mantequilla casera es menor que la de la industrial. Por eso, conviene no prolongar su consumo más allá de los 15 días. Hay que tener en cuenta que es un producto que absorbe bastante los olores, así que es mejor conservarla bien tapada con un trapo limpio o film transparente.

Butter or spread is in white butter-dish standing on a kitchen table and sandwich served on board ready to eat, view from above, space for a text
Butter or spread is in white butter-dish standing on a kitchen table and sandwich served on board ready to eat, view from above, space for a text


Block of butter, close-up
Block of butter, close-up

La otra cuestión importante es que esta receta es un ‘dos por uno’. Por un lado, tendremos la mantequilla y, por el otro, el líquido que suelta la nata en la separación es suero de leche (el famoso ‘buttermilk’) que se emplea en numerosas recetas de repostería y que, atención, no resulta fácil de encontrar en supermercados españoles así que no está de más guardarlo para emplearlo en bizcochos, muffins o tortitas. Lo mejor va a ser la cara que pondrán tus invitados cuando lleguen a casa y se encuentren frente a frente con una mantequilla casera y deliciosa (pero recuerda hacer pan artesano para que tengan donde untarla). En este vídeo podrás ver con tus propios ojos lo fácil que resulta esta receta.

Más historias que te pueden interesar:


Otras historias