Receta de tres mousse de verano: chocolate, lima-limón y mango

Yahoo Vida y Estilo

Los postres también pueden ser para el verano si aligeramos las recetas y los convertimos en propuestas fresquitas para rematar una comida. Al fin y al cabo, la época veraniega es más propicia para comer en compañía de la familia o de amigos y apetece darse un capricho. Una solución deliciosa y que nunca fallan son las mousse, que por su textura etérea y lo versátiles que resultan son ideales para esta época del año. Estas tres recetas tienen en común que emplean la leche evaporada en lugar de la nata o de la leche condensada. El resultado no tiene nada que ver: obtenemos unas mousse mucho menos pesadas, perfectas para cuando el termómetro pasa de los 30 grados. Además, tienen otra ventaja a su favor: necesitan muy pocos ingredientes.

Lemon pudding in a glass bowl with fress lemon slices.
Lemon pudding in a glass bowl with fress lemon slices.

Mousse de lima y limón

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Ingredientes:

Unos 350 gramos de leche evaporada

100 gramos de azúcar

Un limón

Una lima

Preparación:

Un par de horas antes, metemos la leche evaporada en el congelador. Lo ideal es trabajar con ella muy fría. Exprimimos el zumo del limón y la lima y reservamos. Ponemos la leche en un bol y la vamos montando como si hiciéramos nata montada (lo haremos mejor con una batidora eléctrica de varillas y si no, con la túrmix). Vamos añadiendo poco a poco los zumos y el azúcar. Seguimos batiendo hasta obtener una consistencia esponjosa pero ligera. Reservamos en el frigorífico hasta el momento de servir y presentamos con la piel rallada de ambos cítricos.

En este vídeo podéis comprobar lo fácil que es hacer esta mousse.

Mousse de chocolate

Ingredientes:

Unos 350 gramos de leche evaporada

Una cucharada y media de gelatina neutra

Una cucharada colmada de cacao en polvo

100 gramos de azúcar

Una cucharadita de esencia de vainilla

Preparación:

Como siempre, metemos la leche evaporada en el congelador para que esté muy fría. Disolvemos el cacao y la gelatina en medio vaso de agua. Reservamos esta mezcla en la nevera. En el bol, batimos la leche evaporada junto con el azúcar y la esencia de vainilla hasta que la masa quede esponjosa. Añadimos la mezcla de agua, cacao y gelatina. Volvemos a mezclar bien. Reservamos en el frigorífico hasta el momento de servir. Podemos presentarla con una hoja de menta por encima o frutos rojos.

La leche evaporada sirve también para hacer pasteles sin huevo y sin cocción, como en este vídeo.

Mousse de mango

Ingredientes:

Unos 350 gramos de leche evaporada

Dos mangos pelados

50 gramos de azúcar

1 vaso de zumo de naranja

Preparación:

En este caso vamos a enfriar previamente a conciencia tanto la leche evaporada como los mangos, que deben estar troceados y casi al borde de la congelación. Ponemos primero la leche evaporada, añadimos el azúcar y finalmente los mangos y el vaso de zumo de naranja. Batimos a conciencia para obtener una consistencia cremosa pero no pesada. Podemos decorar este postre con trozos de mango fresco. En el siguiente vídeo tenéis una versión con más ingredientes.

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias