Convierte una conserva de pescado en un manjar

Yahoo Vida y Estilo

Las conservas, debido a su cuasi infinita fecha de caducidad, llevan décadas posicionadas como las grandes aliadas en caso de catástrofe. Todos hemos visto alguna película ambientada en tiempo de guerra, desastre o hecatombe en la que el héroe de turno baja a un sótano repleto de latas que le salvarán la vida. Seguramente todos tendremos en casa una buena colección de conservas de pescado para soportar la cuarentena pero también es posible que, tras los primeros días, nos aburramos de comerlas tal cual. Para darle una vuelta de tuerca creativa, hemos hablado con Enrique Valentí, el hombre detrás del restaurante Marea Alta (Barcelona) y Hermanos Vinagre (Madrid) y uno de esos gourmets que aprecian una conserva de calidad.

Las conservas, grandes aliadas para comidas fáciles y pintonas
Las conservas, grandes aliadas para comidas fáciles y pintonas

Con una lata de mejillones... “se puede preparar una pasta estupenda. Puedes incluirlos en un sofrito con cayena, azafrán, tomate... Si además incluyes mejlllones al natural puedes acabar creando un plato delicioso, en el que se mezcle la potencia de la conserva ligue estupendamente con ese carácter casi etéreo del mejillón fresco”.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Con una lata de sardinillas... “puedes hacer una tortilla francesa estupenda. El tercer elemento, junto al huevo y al pescado en conserva, pueden ser unas piparras fritas. Puedes hacerla incluso solo por un lado, a la manera de Sacha y sus tortillas vagas. Ojo, que las sardinillas también encajarían bien en una tortilla de patata”.

Con una lata de caballa... “es posible preparar casi cualquier cosa. Si sofríes aceitunas, chalota cortada, verduras variadas y añades el pescado puedes crear algo parecido a la base de una caponata italiana. El toque final se lo puedes dar con hierbas aromáticas como la albahaca”.

Con unos berberechos... “una buena idea es hacer una crema. Un problema que tienen los berberechos es que son muy difíciles de compartir debido a su pequeño tamaño aquí un truco es añadirlo a un queso fresco para removerlo todo y hacer una crema en la que dipear tan ricamente. Esta mezcla, que no deja de ser una guarrindongada maravillosa admite también el aporte de un zumo de cítricos”.

Las anchoas, una delicia en conserva que da un toque especial
Las anchoas, una delicia en conserva que da un toque especial

Con unas anchoas... “siempre recomiendo comérselas tal cual, sobre todo si son de la máxima calidad. Pero además, son también magníficas para darle un toque salado a un plato. Yo las meto incluso en un steak tartar, porque la anchoa es un potenciador de sabor estupendo. También es buena idea utilizar una anchoa en una buena vinagreta para darle un punto rico a una ensalada”.

Con unos calamares en su tinta... “se puede hacer un fantástico arroz, ya sea un risotto o uno blanco tipo pilaf. Partimos de una conserva que es un plato ya completo por sí mismo y con él creamos una receta completa para hacer de cualquier día un domingo”.

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias