Recordando al Dr. Ochoa, el técnico que cambió la historia del fútbol colombiano

Al hablar de los grandes técnicos que han pasado por el FPC en sus 70 años de existencia, sin lugar dudas, el primero que se viene a la mente es el Doctor Gabriel Ochoa Uribe, el estratega que cambió la historia de varios clubes en Colombia, sobre todo la del América de Cali. 

92 años de pasión Escarlata

Desde sus inicios como futbolista profesional, Ochoa estuvo ligado con la gloria y a la historia del Fútbol Profesional Colombiano. Hizo parte del Dorado y logró los títulos de 1949, 51, 52 y 53 con Millonarios.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

En 1958 inició la carrera como técnico tras sufrir una dura lesión de rodilla. En su mando con los embajadores logró los títulos de 1959, 61, 62 y 63. Dejó la institución albiazul (1965) para trabajar con su rival de patio, con el que consiguió también el título del 66. Luego regresó a su casa y se volvió a coronar con Millos en 1972.

Hasta ese momento el doctor Ochoa ya era parte de la historia del FPC, sin embargo, sus mejores momentos los vivió en el América de Cali, un equipo que hasta su llegada no había ganado absolutamente nada.

Ochoa llegó al onceno caleño tras varios años de estar retirado del fútbol y con muchas dudas sobre lo que pudiera hacer en un equipo con muchas limitaciones. Poco tiempo le bastó para callar a sus detractores. En un año le dio identidad al club caleño y su primer título en el FPC (1979). Ahí empezó la historia de amor con los escarlatas.

De la mano del profe Ochoa, América logró un monopolio jamás visto en el rentado local con el pentacampeonato de 1982 a 1986. Una época que hizo casi invencible a los Diablos Rojos, incluso a nivel internacional; los caleños alcanzaron tres finales consecutivas en la Copa Libertadores (1985, 1986, 1987), pero la corona siempre les fue esquiva.

Sin lugar a dudas, su única deuda fue el título internacional. Sin embargo el legado del profe Ochoa quedará grabado para siempre en la mente de los colombianos que tuvieron el lujo de disfrutar del fútbol desplegado por sus equipos: exquisito, lírico, potente, efectivo y absolutamente ganador.

Otras historias