Colonial Pipeline reanuda operaciones mientras sudeste de EEUU lucha por obtener combustible

·3 min de lectura
Una pegatina de "sin gasolina" se ve en una bomba de gas en una estación de servicio en Waynesville, Carolina del Norte

Por Stephanie Kelly

(Reuters) -Colonial Pipeline comenzó a reabrir el miércoles la red de oleoductos más grande del país, pero tomará días volver a la normalidad después de que un ataque de ransomware lo llevó a cerrarla, lo que provocó escasez de combustible y el pánico en los consumidores en el sureste de Estados Unidos.

"Algunos mercados atendidos por Colonial Pipeline podrían experimentar, o seguir experimentando, interrupciones intermitentes del servicio", dijo la firma en un comunicado seis días después de que cerró la línea debido al ataque. "Colonial Pipeline moverá tanta gasolina, diésel y combustible para aviones como sea posible de manera segura y continuará haciéndolo hasta que los mercados vuelvan a la normalidad".

Testigos informaron que se produjeron peleas a puñetazos por el suministro de combustible en Carolina del Norte y otros lugares.

Colonial detuvo 2,5 millones de barriles por día de envíos de gasolina, diésel y combustible para aviones el viernes pasado después del ciberataque más importante de la historia contra la infraestructura energética de Estados Unidos.

Fuentes cercanas a Colonial dijeron que la compañía no planea pagar el rescate exigido por los piratas informáticos que cifraron los datos del oleoducto, que se extiende por 8.850 kilómetros desde las refinerías de petróleo de la Costa del Golfo de Estados Unidos hasta los consumidores en los estados del atlántico medio y sudeste.

Colonial dijo que estaba trabajando con expertos en ciberseguridad para investigar el ataque y que ha tomado medidas de seguridad adicionales. La brecha involucró sistemas de Tecnologías de la Información y la compañía afirmó que su centro de control está manejando el reinicio.

La crisis de suministro provocó compras por pánico en el sureste de Estados Unidos, con largas colas y altos precios en las estaciones de servicio antes del comienzo tradicional de la temporada de verano boreal.

Casi el 60% de las estaciones de servicio en el área metropolitana de Atlanta estaban sin gasolina, dijo la firma de seguimiento GasBuddy. Su encuesta mostró que el 65% de las estaciones en Carolina del Norte y el 43% en Georgia y Carolina del Sur estaban sin combustible. Virginia también informó problemas de suministro.

El secretario de Transporte de Estados Unidos, Pete Buttigieg, dijo que el gobierno está abordando la escasez de combustible y ayudando a restaurar las operaciones de Colonial.

"Nuestra principal prioridad en este momento es llevar el combustible a las comunidades que lo necesitan, y continuaremos haciendo todo lo que podamos para alcanzar ese objetivo en los próximos días", dijo Buttigieg a periodistas en la Casa Blanca.

Colonial Pipeline, de propiedad privada, abrió partes del ducto manualmente en Georgia, Maryland, Nueva Jersey y las Carolinas. También aceptó 2 millones de barriles de combustible para comenzar los esfuerzos para restaurar "sustancialmente" las operaciones antes del fin de semana, dijo la compañía.

El precio promedio de la gasolina a nivel nacional subió a más de 3,00 dólares el galón, el más alto desde octubre de 2014, dijo la Asociación Estadounidense del Automóvil.

(Reporte adicional de Laila Kearney en Nueva York, Rich McKay en Atlanta, Tracy Rucinski en Chicago, y Timothy Gardner en Washington, Editado en español por Rodrigo Charme)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente