La peligrosa moda de utilizar biopolímeros para conseguir unos labios carnosos

Mónica De Haro
·5 min de lectura

Un experto advierte de la peligrosidad de los biopolímeros, una sustancia inyectable no autorizada para fines cosmetológicos que causa graves secuelas físicas y emocionales

(Foto: Puntacanarc)
A muchas personas no le gustan sus labios. Los afroamericanos preferirían, en general, tenerlos más finos, mientras que los anglosajones acuden a las clínicas estéticas buscando volumen y grosor. En este asunto, como en todo en la vida, se quiere lo que no se tiene y cuando existe la opción de conseguirlo, se persigue hasta la exageración. (Foto: Puntacanarc)

El engrosamiento de labios es el tratamiento estético facial más solicitado y continúa al alza, a pesar de que en los últimos meses han permanecido en un segundo plano por culpa de las mascarillas.

Y si hablamos de bocas exuberantes que han marcado tendencia es obligatorio citar, de oeste a este del planeta a las Kardashian y a Irina Shayk. También, en territorio latino a Shakira y a nuestras Pilar Rubio y Sara Carbonero. Al tenerlas como referente, muchas chicas jóvenes hacen lo que sea para parecerse a ellas, recurriendo a todo tipo de sustancias inyectables para rellenar sus labios.

Pero el uso de sustancias prohibidas como los biopolímeros pone en riesgo la salud de las personas produciendo 'Halogenosis Iatrogénica', una reacción inflamatoria al relleno que cursa con deformidad, infecciones y hasta necrosis.

Unrecognizable woman having her lips enlarged at private medical clinic.
Con el avance tecnológico se ha acentuado el desarrollo de productos que no cumplen con las normas mínimas para ser utilizados sin riesgos en el cuerpo humano. Es el caso de los biopolímeros que se usa en establecimientos sin ningún control sanitario. (Foto: Getty)

Lo asegura Luis López Tallaj, uno de los mayores expertos internacionales en tratamientos estéticos inyectables y medicina antiaging. El cirujano plástico, especialista en medicina Antienvejecimiento por la Universidad de Sevilla, explica que “los labios son el área del rostro con mayor demanda global. Es el tratamiento estético facial más solicitado y continúa al alza, a pesar de que en los últimos meses han permanecido en un segundo plano por culpa de las mascarillas”.

Buscando el 3 por 1

La voluminización, la hidratación y la coloración son las tres claves que se encuentran detrás del denominado retoque labial, dependiendo de los gustos y necesidades de cada persona.

La primera es la que más interés mediático suscita, y, como ocurre en estos casos, sobre la que es preciso aclarar qué productos son los adecuados en aras de la seguridad del paciente.

En este sentido, el Dr. López Tallaj, recuerda que todavía se sigue poniendo en riesgo la salud de las personas empleando biopolímeros para dar mayor proyección a la boca e insiste en la peligrosidad de estas sustancias prohibidas.

Qué son los biopolímeros

Son siliconas líquidas inyectadas para lograr un aumento del volumen en el área deseada. En muchas ocasiones la silicona líquida no es el componente principal, sino una parte, ya que puede estar acompañada de sustancias de origen vegetal o derivados del petróleo.

Entre los múltiples efectos adversos que presentan destacan la inflamación, la migración y las infecciones. De manera que además de producir la denominada ‘Halogenosis Iatrogénica’, lo peor de inyectarse estos productos en los labios, apunta el cirujano, es que no se consigue retirar del todo, ya que la silicona industrial tiene la facultad de atravesar la membrana celular e integrarse al citoplasma, por lo que cambia de lugar y se convierte en una verdadera pesadilla para cirujano y paciente”.

Si se hace bien, en clínicas profesionales y con sustancias reguladas como el ácido hialurónico, este tratamiento no deja secuelas ni causa reacciones adversas. (Foto: Getty)
Si se hace bien, en clínicas profesionales y con sustancias reguladas como el ácido hialurónico, este tratamiento no deja secuelas ni causa reacciones adversas. (Foto: Getty)

El relleno ‘inofensivo’

Para lograr una boca más gruesa y sensual se debe emplear el ácido hialurónico, la sustancia “más segura que existe y que cuenta con la aprobación de los organismos de seguridad sanitaria de Europa y Estados Unidos”.

El ácido hialurónico se infiltra mediante inyecciones de distintas densidades para las diferentes partes de la boca y se puede retirar en caso de que existiera algún problema “mediante la aplicación en la zona de la hialuronidasa, que consigue la disolución inmediata de la sustancia”.

Para mantenerlos jugosos

La hidratación es la medida más sencilla para proteger la zona tratada y favorecer su recuperación. Para ello, el experto aconseja beber un litro diario de agua y aplicar cada noche un sérum que contenga ácido hialuronico, resveratrol y ceramidas cutáneas. Durante el día es importante no olvidarse de una adecuada protección solar.

Y que no pierdan color

El tono rosado natural de los labios se puede devolver mediante el microneedling, la técnica de reposición del colágeno y la bioestimulación de plasma rico en plaquetas.

A qué edad se recomienda

La edad para comenzar a probar estos procedimientos médico estéticos debe coincidir con la finalización del desarrollo femenino, pero su mayor pico de demanda concuerda con la aparición de las arrugas peribucales y la pérdida de grosor del labio superior.

Estas líneas de expresión se tratan también con ácido hialurónico. Y cuando aparecen en el rostro los primeros efectos de la pérdida de colágeno, esto es, el envejecimiento, es importante que el tratamiento labial se realice en el marco de la armonización facial. En estos casos se recomienda el lifting volumétrico, en el que el retoque de la boca se integra con el del resto de estructuras óseas de la cara y que consiste en la reposición de volumen y reposicionamiento de los tejidos grasos.

Por último, el director de Puntacana Rejuvenation Center recuerda que estos tratamientos no son exclusivos del género femenino. Ellos también consumen belleza labial.

Y un último apunte, los únicos métodos confiables para dar volumen, que tienen evidencia de expertos y garantizan resultados positivos son:

  1. La grasa del propio paciente, previamente extraída mediante liposucción e inyectada en la zona deseada.

  2. Los implantes en materiales y tamaños adecuados según el área que se quiera tratar.

Más historias que pueden interesarte:

Carla Barber: su cara antes y después de retocarse estéticamente

Del injerto capilar al marcaje abdominal, los 'arreglillos' estéticos de los hombres

Mentoplastia, el 'retoque' estético para salir bien en los selfies

Las claves del nuevo rostro de Mar Torres

eLiquid: La nueva y preocupante forma de tomar Viagra de los jóvenes