Renault vuelve a protestar contra Racing Point en Hungría

Sergio Lillo
·3 min de lectura

Después de que la semana pasada, tras el GP de Estiria de Fórmula 1 2020 Renault presentara una queja formal contra Racing Point por los conductos de freno de su RP20, el equipo francés repitió la iniciativa tras el GP de Hungría

Los comisarios de la FIA recibieron una reclamación de Renault contra los dos monoplazas de Checo Pérez y Lance Stroll. Representantes de los equipos tuvieron que acudir a las 19.00 hora local a hablar con los comisarios. 

La protesta apela de nuevo a los artículos 2.1 y 3.2, al apéndice 6 párrafo 1, 2 (a) y 2 (c) del reglamento deportivo de la F1. Todo ello, después de los comentarios sobre el parecido del RP20 al Mercedes de 2019 ya en pretemporada.

"Confirmamos que Renault F1 Team ha emitido una petición a los comisarios del evento para que clarifiquen la legalidad del Racing Point RP20. No tenemos nada más que comentar hasta que los comisarios tomen una decisión", aseguró el equipo francés.

La protesta de ha violado las reglas al no usar un diseño que haya sido creado completamente por ellos mismos.

El artículo 1 del apéndice 6 del reglamento deportivo dice: "Un competidor, con respecto a las Piezas Listadas que se utilizarán en sus monoplazas en la Fórmula 1, sólo usará las Piezas Listadas que hayan sido diseñadas por él".

Más del caso "Mercedes rosa":

Renault vs Racing Point: "El veredicto condicionará el futuro de la F1" ¿Sería culpable Mercedes si se determina plagio de Racing Point?

Renault citó además que Racing Point no había conservado "el derecho exclusivo de utilizar las Piezas Listadas en la Fórmula 1 mientras compita en la Fórmula 1".

Y también defendió que, al seguir la línea del diseño de , había violado las reglas que requerían que "en el caso de la subcontratación del diseño, dicho tercero no sea un competidor o una parte que directa o indirectamente diseñe las Piezas Listadas para cualquier competidor".

Como ya ocurriera en los últimos días, y que no son una copia de los de Mercedes.

"Es imposible que los ductos sean ilegales," aseguró Otmar Szafnauer, CEO del equipo, en la rueda de prensa post GP de Hungría. "No tenemos otros conductos de frenos. Los usamos la semana pasada, los usamos esta semana y los usaremos en Silverstone". 

"Al final nos quedaremos sin conductos de frenos, tal vez esa sea su estrategia".

Por lo tanto, el caso continuará en Silverstone si la FIA no toma una decisión antes de la carrera, ya que Renault tendrá que seguir protestando por pura coherencia. 

Szafnauer espera que Renault apele el veredicto que salga de la investigación de la FIA y deja claro que ellos también apelarán si se resuelve en su contra. En ese caso, iría a la Corte Internacional de Apelaciones de la FIA.

Después de la reunión con representantes de ambos equipos, los comisarios del GP de Hungría aseguraron que "para facilitar el proceso de análisis", Racing Point ha desvelado que las piezas protagonistas de la protesta fueron exactamente iguales en Hungría que en Austria. 

Por lo tanto, los comisarios acordaron que "no hay necesidad de requisar y sellar las piezas relevantes de los coches 11 y 18 tras el GP de Hungría 2020". 

Ambas partes aceptaron que la resolución de la investigación del departamento técnico de la FIA y el informe enviado a los comisarios serán válidas para contestar a la segunda protesta de Renault. 

La otra polémica de la F1 2020